MercoPress, in English

Lunes, 26 de setiembre de 2022 - 13:13 UTC

 

 

Tribunal confirma que se debe permitir acceso al Lago Escondido

Miércoles, 14 de setiembre de 2022 - 09:58 UTC
Lewis se resistió a la decisión del tribunal inferior Lewis se resistió a la decisión del tribunal inferior

Un tribunal de apelaciones de la ciudad argentina de Bariloche ha confirmado un fallo de 2013 de un juez inferior que ordenaba a las autoridades provinciales de Río Negro abrir una carretera a través de la propiedad del magnate inglés Joe Lewis para poder acceder al Lago Escondido.

“El lago no es propiedad de nadie, es una propiedad pública. Hay que facilitar el acceso al lago. La solución que proponen los propietarios del campo no parece razonable de ninguna manera”, ha dicho el presidente Alberto Fernández.

“De lo que se trata es de pensar en construir en algún momento un camino que lleve al lago y el dueño del campo debe aceptarlo porque es una servidumbre de paso obligatoria porque no hay otra forma de llegar al lago”, ha añadido.

Los jueces Marcela Pájaro y Jorge Serra votaron este lunes a favor de confirmar la decisión anterior de abrir el camino de Tacuifí -colindante con la Ruta Nacional Nº 40- para lograr el acceso al Lago Escondido, mientras que el juez Federico Corsiglia disintió.

“Este es un caso sensible y de enorme repercusión pública, pero al mismo tiempo exige a los tribunales inferiores descifrar y armonizar una serie de resoluciones del Superior Tribunal que dejaron abiertos amplios márgenes interpretativos”, dijo Pájaro. Al mismo tiempo, sostuvo que el sendero de montaña “está lejos de satisfacer el libre acceso” a las orillas del lago.

En febrero de 2013, el juez Carlos Marcelo Cuello había dado 90 días a la provincia de Río Negro para que realizara las obras necesarias para garantizar el tránsito al lago por el camino que parte de la zona de El Foyel y que estaba vallado por la propiedad de Lewis.

La orden de Cuello fue apelada tanto por la provincia como por la empresa Hidden Lake S.A. del magnate inglés. Durante los años 90, el empresario compró una estancia y creó un área de 12 mil hectáreas alrededor del predio. Tras varias denuncias, se vio obligado a crear un camino público hasta el frente costero, pero el acceso sigue siendo muy limitado.

El fallo consideró que “los lagos son públicos” y que “para acceder a ellos se debe permitir el acceso, aunque sea una propiedad privada”. Lewis hizo caso omiso de su decisión y apeló.

El Tribunal Superior de Justicia de la provincia intentó federalizar el caso.

En febrero de 2017 se realizó en Río Negro la “Marcha por la Soberanía de Lago Escondido”, en la que la gente pidió una pronta solución contra lo que calificó como una compra fraudulenta. En la última movilización, los asistentes fueron agredidos.

Categorías: Medio ambiente, Turismo, Argentina.