MercoPress, in English

Lunes, 26 de setiembre de 2022 - 14:04 UTC

 

 

Presidente argentino pide el fin de los bloqueos a Venezuela y Cuba

Viernes, 19 de agosto de 2022 - 10:33 UTC
Fernández destacó a América Latina como “un territorio de paz” sin países “armados para la guerra” Fernández destacó a América Latina como “un territorio de paz” sin países “armados para la guerra”

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, pidió este jueves el “fin” de los bloqueos a Cuba y Venezuela durante un acto en el Centro Cultural Kirchner (CCK) de Buenos Aires organizado por la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), de la que actualmente ocupa la presidencia pro tempore.

Tras insistir en la “institucionalización” de la CELAC, Fernández señaló que “tenemos dos países bloqueados y eso es imperdonable”.

El presidente Fernández pronunció su discurso en la jornada de clausura del seminario internacional “El futuro de la integración: Unidad en la Diversidad”, al que asistieron varios líderes latinoamericanos.

“Sería bueno que Argentina iniciara el proceso de institucionalización de la CELAC. Hasta ahora somos un grupo de países que hablamos y analizamos, pero no tomamos decisiones conjuntas y es hora de que lo hagamos”, dijo Fernández, quien temió que pueda ocurrir algo similar a la disolución de la Unasur si no se toman medidas para que la CELAC “adquiera otra fuerza, otra dimensión y además nos represente adecuadamente, que nos permita tomar una decisión comunitaria” que no quede al “arbitrio de cada país”.

“Debemos trabajar juntos, para que se acaben los bloqueos en este continente”, dijo también Fernández, lo que le valió un firme aplauso del público. “Tenemos dos países bloqueados y eso es imperdonable”, añadió en referencia a Cuba y Venezuela.

El grupo debe “aprovechar la paz y la unidad para lograr el desarrollo y la justicia social”, argumentó. “Debemos anteponer nuestros derechos latinoamericanos para poder alcanzar esos objetivos, que fueron soñados antes que nosotros por otros: San Martín, Bolívar, Sucre, Hidalgo, Martí. Copiemos a tan grandes seres”.

“Un continente singular, que ha tenido que enfrentar el dilema de la unidad en un momento singular de la historia de la humanidad. El siglo XXI ya nos ha dado la primera catástrofe, la pandemia”, dijo, y añadió que “un virus” puso al descubierto “la debilidad del sistema económico en el que vivimos y fue capaz de derribar imperios económicos”.

También señaló que “hay una especie de promotores pasivos de la guerra entre Ucrania y Rusia, que no envían tropas sino armas y dejan que el conflicto se agrave”.

“Este es el mundo de hoy, que seguramente traerá una nueva realidad geopolítica que no podremos dominar, pero sí podemos dominar el camino que asuma nuestro continente. Podemos tomar la decisión de unirnos para enfrentar cualquier mal momento”, subrayó Fernández.

Añadió que la región tiene por delante “una gran oportunidad y un enorme desafío”, que consiste en “suministrar energías renovables y alimentos en cantidad” al resto del mundo.

“Entre Chile, Bolivia y Argentina somos el 60% del litio que va a necesitar el mundo, tenemos las condiciones perfectas para desarrollar la energía eólica, el hidrógeno verde, la energía solar” y “tenemos que dejar de exportar materia prima e industrializarla”, subrayó Fernández.

También destacó que América Latina es “un territorio de paz” sin países “armados para la guerra” a pesar de estar “en el continente más desigual del mundo”.

También asistieron a la clausura el ex presidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero; el ex presidente de Colombia, Ernesto Samper; el ex presidente de Guatemala, Vinicio Cerezo; y el canciller argentino, Santiago Cafiero, mientras que el ex presidente uruguayo Pepe Mujica y el actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, hicieron apariciones en línea.

Cafiero instó a los países de la CELAC a profundizar “la unidad en la diversidad” para que la región tenga la posibilidad de “crecer con más igualdad y justicia”.

“Esta es una gran oportunidad para escuchar y reunir elementos para una región cada vez más unida. Es un espacio de reflexión e intercambio sobre en qué punto se encuentra la integración y sobre los desafíos que tenemos por delante”, dijo Cafiero.

“Juntos en la diversidad podremos generar trabajo local y productos cada vez más diversificados”, subrayó.