MercoPress, in English

Lunes, 26 de setiembre de 2022 - 12:38 UTC

 

 

Primera Dama de EE.UU. da positivo en pruebas de COVID-19

Miércoles, 17 de agosto de 2022 - 10:07 UTC
La Sra. Biden está siendo tratada con Paxlovid de Pfizer La Sra. Biden está siendo tratada con Paxlovid de Pfizer

La Primera Dama de EE.UU., Jill Biden, ha dado positivo en la prueba de COVID-19, tras mostrar síntomas similares a los de un resfriado el lunes por la noche, lo que motivó la realización de pruebas de PCR, según anunciaron el martes fuentes de la Casa Blanca.

La esposa del presidente Joseph Biden está totalmente vacunada y ha recibido dos refuerzos. Ella “sólo está experimentando síntomas leves” y se le recetó un curso de Paxlovid de Pfizer, una terapia antiviral dada a pacientes con COVID-19.

La Primera Dama, de 71 años, estará aislada durante al menos cinco días. Actualmente se encuentra en una residencia privada en Carolina del Sur, donde la familia Biden ha pasado unos días. Permanecerá allí hasta que dé negativo en dos pruebas consecutivas, explicó su directora de comunicaciones Elizabeth Alexander.

La Sra. Biden dio negativo el lunes, aunque empezó a tener síntomas por la tarde. Entonces se sometió a una prueba de antígenos que resultó negativa, aunque posteriormente se sometió a una prueba de PCR que resultó positiva.

La infección de Jill Biden se produce menos de un mes después de que el mandatario diera positivo a COVID-19 el 21 de julio.

La Casa Blanca también dijo que el jefe de Estado dio negativo el martes, pero como está en estrecho contacto con su esposa, seguirá las recomendaciones de los Centros de Control de Enfermedades (CDC) y llevará una máscara durante los próximos diez días en todas las habitaciones cerradas o cuando esté cerca de otras personas.

La Casa Blanca también aumentará las pruebas que realiza habitualmente al Presidente e informará de los resultados.

El Presidente Biden dio negativo el 27 de julio, pero volvió a dar positivo el 30 de julio, un “efecto rebote” que no es infrecuente entre los pacientes tratados con Paxlovid. El 7 de agosto fue dado de alta de su segundo aislamiento tras dar negativo.

El jefe de Estado y su esposa viajaron a Carolina del Sur el 10 de agosto para unas vacaciones familiares.