MercoPress, in English

Domingo, 14 de agosto de 2022 - 09:29 UTC

 

 

Jefe de la ONU advierte desde Hiroshima contra amenazas nucleares en el mundo

Sábado, 6 de agosto de 2022 - 10:18 UTC
La amenaza de utilizar armas nucleares en los conflictos actuales es cada vez mayor, explicó Guterres al tiempo que pidió un “Nunca más” La amenaza de utilizar armas nucleares en los conflictos actuales es cada vez mayor, explicó Guterres al tiempo que pidió un “Nunca más”

El Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, advirtió este sábado que la actual guerra en Ucrania y otros conflictos en todo el mundo podrían repetir la desastrosa experiencia que vivieron los habitantes de Hiroshima hace 77 años.

Alrededor de 140.000 personas murieron cuando Hiroshima fue bombardeada por Estados Unidos el 6 de agosto de 1945, cifra que incluye a quienes perecieron tras la explosión por exposición a la radiación.

Después de que la campana sonara exactamente a las 8.15 de la mañana, hora local, y toda la ciudad se paralizara para guardar un minuto de silencio, el gobernador de la provincia de Hiroshima y el alcalde de la ciudad recordaron los horrores del suceso y el sufrimiento que padeció la población local, lo que empujó a los supervivientes (conocidos como hibakusha) a hacer campaña por la prohibición de las armas nucleares en todo el mundo.

El alcalde de Hiroshima, Kazumi Matsui, citó la frase del escritor ruso León Tolstoi: “Nunca construyas tu felicidad sobre la desgracia de los demás, porque sólo en su felicidad puedes encontrar la tuya”.

El Primer Ministro Fumio Kishida, originario de Hiroshima, también habló del ataque y del compromiso de Japón desde entonces contra una posible repetición de tan espantosa experiencia.

Guterres coincidió: “La humanidad está jugando con una pistola cargada”, dijo el diplomático portugués en el único discurso en inglés de la jornada. También advirtió de los riesgos que suponen las crisis en Ucrania, Oriente Medio y la península de Corea, al tiempo que describió los horrores sufridos por la ciudad japonesa. “Decenas de miles de personas fueron asesinadas en esta ciudad en un abrir y cerrar de ojos. Mujeres, niños y hombres fueron incinerados en un fuego infernal”, dijo. Los supervivientes fueron “maldecidos con un legado radiactivo” de cáncer y otros problemas de salud.

“Debemos preguntarnos: ¿Qué hemos aprendido de la nube en forma de hongo que se hinchó sobre esta ciudad?” planteó Guterres. Hoy en día, “las crisis con graves matices nucleares se están extendiendo rápidamente: a Oriente Medio, a la península de Corea, a la invasión rusa de Ucrania”.
Tres días después del bombardeo de Hiroshima, Washington lanzó una bomba de plutonio sobre la ciudad portuaria japonesa de Nagasaki, matando a unas 74.000 personas, lo que determinó el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Aunque Estados Unidos sigue siendo el único país que ha utilizado armas nucleares en un conflicto, en la actualidad hay 13.000 artefactos en arsenales estatales de todo el mundo, explicó Guterres.

Categorías: Política, Internacional.