MercoPress, in English

Viernes, 12 de agosto de 2022 - 03:11 UTC

 

 

Relanzan el desarrollo del yacimiento Sea Lion en aguas de las Falklands

Miércoles, 27 de julio de 2022 - 08:40 UTC
Rockhopper y Navitas intentarán alinear intereses y las licencias de exploración en la Cuenca de Falkland Norte, Rockhopper 35% y Navitas 65% Rockhopper y Navitas intentarán alinear intereses y las licencias de exploración en la Cuenca de Falkland Norte, Rockhopper 35% y Navitas 65%

Noticias positivas para el desarrollo de la industria de hidrocarburos de las Islas Falkland. El gobierno de las Falklands y el ministro del ramo en el Reino Unido han aprobado el trámite regulatorio para que la transacción y traspaso de licencias de exploración petrolífera offshore entre la británica Harbour Energy plc y la Navitas Petroleum LP se pueda cumplir.

 El anuncio fue realizado el martes por la Rockhopper Exploration plc, petrolera de las Falklands que cotiza en la bolsa AIM de Londres, la cual tiene intereses en la cuenca de Falkland Norte, que incluye el prometedor yacimiento de Sea Lion.

Como parte de la transacción el gobierno de las Falklands acordó una extensión de dos años a todas las licencias que corresponden a Rockhopper Exploration en la cuenca Falkland Norte. Por tanto dichas licencias extienden su validez hasta el primero de noviembre del 2024.

En abril pasado Rockhopper, Harbour Energy y Navitas Petroleum firmaron un documento vinculante referido a la salida de Harbour y el ingreso de Navitas a la cuenca Falkland Norte. Harbour quería concentrarse especialmente en el Reino Unido y deseaba salirse del compromiso en las Falklands. Navitas de Israel, y con reputación de habilidad y capacidad para enfrentar desafíos, a su vez aceptaba ingresar a explorar hidrocarburos en las Falklands. Por tanto adquirió a Premier Oil Exploration and Production Limited, la compañía en la cual Harbour tenía todas las licencias de las Falklands.

A partir de aquí Rockhopper y Navitas trataron de alinear y ordenar los intereses y licencias en la cuenca norte de Falkland, de tal forma que Navitas queda con 65% y Rockhopper con 35%, sujeto a las necesarias aprobaciones.

En el negocio del petróleo las empresas pequeñas, caso Rockhopper que descubrió la potencialidad del yacimiento Sea Lion, precisa de los recursos y expertise de empresas mayores para dicho desarrollo. Ello se vio acentuado por la volatilidad positiva y negativa del mercado de hidrocarburos en estos años que le impidieron un emprendimiento por cuenta propia y estuvo a la búsqueda de interesados a asumir riesgos, primero con la norteamericana Premier Oil, luego la inglesa Harobur y ahora la israelí Navitas en un régimen que se llama 'farm in'.

A su vez el CEO de Navitas Israel, Gideon Tadmor ya demostró sus habilidades al conseguir que el Times publicara un largo reportaje sobre el resurgir de la industria petrolera en las Falklands.

Bajo el nuevo acuerdo de Rockhopper y Navitas se comprometen a desarrollar conjuntamente el yacimiento y alcanzaron un plan de desarrollo técnico y financiero para extraer petróleo de Sea Lion a un costo menor. Para ello Navitas también hace un préstamo a Rockhopper.

Asimismo ya en mayo las dos petroleras anunciaron que estaban considerando el uso de una unidad flotante de producción, almacenamiento y descarga, FPSO, para el proyecto Sea Lion en la cuenca Falkland Norte.