MercoPress, in English

Domingo, 2 de octubre de 2022 - 23:29 UTC

 

 

OMS: la viruela del mono es emergencia mundial

Lunes, 25 de julio de 2022 - 10:25 UTC
Se recomienda la vacunación para las personas de riesgo, pero se desaconseja por el momento la realización de campañas a gran escala Se recomienda la vacunación para las personas de riesgo, pero se desaconseja por el momento la realización de campañas a gran escala

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que la aparición de la viruela del mono constituye una emergencia mundial, tras detectarse casos de la enfermedad en más de 70 países.

“En vista de la evolución del brote de #viruela del mono, con más de 16.000 casos notificados en 75 países y territorios, he vuelto a convocar al comité de emergencia. Basándome en los criterios del Reglamento Sanitario Internacional, he decidido declarar este brote como Emergencia de Salud Pública de Interés Internacional”, dijo este sábado el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, a través de su cuenta de Twitter @DrTedros.

La declaración de la agencia sanitaria de la ONU sitúa la viruela del mono en la misma categoría que la pandemia de Covid-19, lo que podría provocar una escasez de vacunas, según se informó. Actualmente hay más de 16.000 casos de viruela del mono fuera de África, aproximadamente cinco veces más que cuando los asesores se reunieron en junio y se negaron a declararla formalmente como emergencia de salud pública.

El aumento de los casos llevó a la organización a volver a convocar un comité de emergencia. “Tenemos un brote que se ha extendido rápidamente por todo el mundo a través de nuevos modos de transmisión, sobre los que sabemos muy poco”, dijo Tedros. “Aunque en este momento estoy declarando una emergencia de salud pública de interés internacional, se trata de un brote que se concentra entre los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, especialmente los que tienen múltiples parejas sexuales”, añadió. “Eso significa que es un brote que puede detenerse con las estrategias adecuadas en los grupos adecuados”.

Un estudio publicado la semana pasada en el New England Journal of Medicine informó de que en el 95% de los casos recientes, la enfermedad se transmitió por contacto sexual y que el 98% de los afectados eran hombres homosexuales o bisexuales. La escalada del brote también ha llevado al Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. a pedir 2,5 millones de dosis adicionales de vacunas. El anuncio de la OMS se produjo después de que se registraran al menos 16.000 casos en todo el mundo, entre ellos 5 muertes en África.

Tedros destacó que era necesario aumentar la vigilancia internacional y desarrollar medidas de salud pública para identificar nuevos casos. “El riesgo de viruela del mono es moderado a nivel mundial, excepto en la región europea, donde es alto”.

Una emergencia sanitaria es el máximo nivel de alerta previsto por el Reglamento Sanitario Internacional, una consideración que hasta ahora sólo tenían la COVID-19 y la poliomielitis. La medida confiere poderes internacionales a la OMS mediante recomendaciones que serán vinculantes para los países miembros.

Para combatir el brote de viruela del mono, la OMS recomienda a los países las siguientes medidas: aplicar una respuesta coordinada para detener la transmisión y proteger a los grupos vulnerables; intensificar la vigilancia y las medidas de salud pública; reforzar la gestión clínica y la prevención y el control de la infección en hospitales y clínicas; y acelerar la investigación sobre el uso de vacunas, terapias y otras herramientas.

La viruela del mono es una infección vírica zoonótica que puede transmitirse de los animales a los seres humanos y también entre las personas a través del contacto estrecho con alguien que tenga una erupción de viruela del mono. Por “contacto estrecho” la OMS entiende el contacto cara a cara, piel a piel, boca a boca, boca a piel o incluso el contacto sexual.

Aunque la mayoría de los casos se han detectado entre hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, Tedros insistió en que “el estigma y la discriminación pueden ser tan peligrosos como cualquier virus”.

Los síntomas más comunes de la viruela del mono son fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular o de espalda, inflamación de los ganglios y fatiga. Entre 1 y 5 días después, se añade una erupción en la piel, que pasa por diferentes etapas hasta formar una costra que luego se cae. En la mayoría de los casos, estos síntomas desaparecen por sí solos en unas pocas semanas. Sin embargo, en algunas personas, la infección puede provocar complicaciones médicas e incluso la muerte. La mortalidad descrita en los brotes de África varía del 1 al 10%.

Existe una vacuna desarrollada para la viruela símica (MVA-BN), que fue aprobada en 2019. Algunos países, como Estados Unidos, recomiendan la vacunación para las personas en riesgo, pero por el momento no se aconseja la vacunación masiva.