MercoPress, in English

Jueves, 18 de agosto de 2022 - 13:54 UTC

 

 

Boric recibió el borrador de la nueva Constitución chilena

Martes, 5 de julio de 2022 - 10:45 UTC
Si se aprueba en el plebiscito del 4 de septiembre, el documento sustituirá a la neoliberal Carta Magna de la época de Pinochet, que favorece las privatizaciones. Si se aprueba en el plebiscito del 4 de septiembre, el documento sustituirá a la neoliberal Carta Magna de la época de Pinochet, que favorece las privatizaciones.

El presidente chileno, Gabriel Boric Font, recibió este lunes el borrador de la nueva Constitución tras un año de trabajo de la Asamblea. El documento se someterá ahora a la aprobación mediante un referéndum en septiembre.

“Hoy es un día que sin duda pasará a los anales de nuestro país. Se ha sacado adelante a pesar de todas las dificultades, aprobándose por más de dos tercios de los miembros de la Convención. Sé que todo Chile es consciente de que no ha sido fácil porque la democracia no es fácil”, dijo Boric.

“Este proyecto de Constitución y el Plebiscito que se realizará en septiembre no es ni debe ser un juicio al Gobierno. Es el debate sobre el futuro y el destino de Chile para las próximas cuatro, cinco décadas; por lo tanto, como Presidente de la República, los invito a debatir con ese nivel de visión”, agregó.

El mandatario insistió en que la elaboración de una nueva Constitución surgió del acuerdo político del 15 de noviembre de 2019, en medio de la revuelta social que lo lanzó a la palestra. En ese momento, “los chilenos y chilenas optaron por más democracia, y no por menos. Y el texto que hoy entregan a Chile es fruto de esa profunda convicción que marca el estado de ánimo de la República”, destacó también Boric.

“Hoy iniciamos una nueva etapa. Se trata ahora de leer, estudiar y debatir la propuesta constitucional, y como Presidente de la República tengo el deber de que cada uno de los ciudadanos del país pueda tomar una decisión libre y plenamente informada”, prosiguió.

“Hay algo de lo que todos tenemos que estar orgullosos”, señaló también Boric.

La presidenta de la Convención Constitucional, María Elisa Quinteros, disolvió el organismo tras la sesión del lunes.

La propuesta de Constitución pretende sustituir a la de 1980, aprobada bajo la dictadura militar del general Augusto Pinochet Ugarte (1973-1990).

En sus 388 artículos, la nueva propuesta consagra derechos sociales como la salud pública universal, la gratuidad de la educación, la mejora de las pensiones y el acceso a la vivienda y al agua, además del derecho a la interrupción voluntaria del embarazo, el carácter plurinacional del Estado, la mayor autonomía de los pueblos originarios y la supresión del Senado, entre otros temas.

De ser aprobado en el plebiscito del 4 de septiembre, el documento sustituirá a la neoliberal Carta Magna de la época de Pinochet, que favorece las privatizaciones.

Categorías: Política, Chile.