MercoPress, in English

Martes, 27 de setiembre de 2022 - 00:45 UTC

 

 

Presidente dice que Argentina quiere entrar al BRICS

Sábado, 25 de junio de 2022 - 10:23 UTC
El BRICS representa el 42% de la población mundial y el 24% del producto bruto global, recordó Fernández  El BRICS representa el 42% de la población mundial y el 24% del producto bruto global, recordó Fernández

El presidente argentino, Alberto Fernández, hizo este viernes una aparición virtual en la Cumbre del BRICS de esta semana, durante la cual pidió que su país sea admitido en el bloque junto a Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

“Nos entusiasma la perspectiva de coordinar políticas que potencien la agenda de los países del Sur global”, dijo el mandatario argentino. “Aspiramos a ser miembros plenos de este grupo de naciones”, añadió Fernández, quien también pidió “por la paz en Ucrania”, mientras el presidente ruso, Vladimir Putin, observaba desde su propio extremo el circuito cerrado de streaming. “Como ha señalado el Papa Francisco, ni el trigo ni los alimentos pueden convertirse en arma de guerra, ni la persona humana en moneda de cambio”, añadió.

“Es imperativo que cesen las hostilidades en Ucrania. Queremos ser parte de la búsqueda de una solución que acerque a todos los implicados”, insistió, en línea con el presidente chino Xi Jinping, que también pidió la paz mundial. La participación de Argentina se debió a una invitación personal del presidente chino a Fernández durante su viaje a Beijing en febrero.

Fernández destacó que es necesario “lograr una paz duradera que deje definitivamente atrás las dinámicas desatadas por la escalada bélica” y llamó a los líderes a poner “fin a la violencia, retomar el diálogo y restablecer el valor de la solidaridad son imperativos éticos que nos impone este tiempo”. Fernández, que ocupa este año la presidencia pro-tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), propuso a su país como puente para encontrar una solución.

El mandatario argentino pidió explorar “mecanismos de cooperación, como el swap de monedas que Argentina firmó con China” y agradeció a Xi la invitación y a todos los países del bloque la “exigencia de negociar pacíficamente la cuestión de Malvinas con el Reino Unido”.

Fernández también señaló que “la ampliación del Nuevo Banco de Desarrollo -del BRICS- puede ser un instrumento útil para fortalecer las infraestructuras nacionales”. También llamó a “promover la creación de una Agencia Internacional de Calificación de Riesgos, que ponga en manos públicas lo que hoy está en manos de intereses privados”.

El jefe de Estado argentino también subrayó que el BRICS representa el 42% de la población mundial y el 24% del producto bruto global. “Somos proveedores de alimentos seguros y responsables, reconocidos en el campo de la biotecnología y la tecnología logística aplicada. Esto significa que no sólo somos capaces de producir y exportar alimentos. También sabemos prestar servicios y formar especialistas para que otros países puedan aumentar su eficiencia productiva y así mejorar la calidad de vida de sus habitantes”, detalló Fernández

También recordó que Vaca Muerta, en la provincia de Neuquén, es la segunda reserva de gas no convencional y la cuarta de petróleo. “Las empresas argentinas y extranjeras no sólo están explotando los combustibles fósiles de manera no convencional”, sino que “también están incursionando en la explotación de litio, hidrógeno verde y otras energías renovables”.

Los líderes del BRICS también han pedido “un mundo libre de armas nucleares” en una declaración conjunta aprobada el jueves: “Reafirmamos nuestro compromiso con un mundo libre de armas nucleares y destacamos nuestro firme compromiso con el desarme nuclear y nuestro apoyo a los trabajos sobre este tema durante la sesión de 2022 de la Conferencia de Desarme”, reza la declaración.

La resolución del BRICS también pide “negociaciones en formatos bilaterales y multilaterales para resolver todas las cuestiones relativas a la península de Corea, incluida su completa desnuclearización” y destaca la necesidad de “resolver la cuestión nuclear iraní por medios pacíficos y diplomáticos”.