MercoPress, in English

Lunes, 23 de mayo de 2022 - 07:29 UTC

 

 

Ligero aumento de casos de COVID-19 en Argentina

Martes, 10 de mayo de 2022 - 10:22 UTC
Kreplak también explicó que la COVID-19 y las vacunas contra la gripe pueden administrarse el mismo día Kreplak también explicó que la COVID-19 y las vacunas contra la gripe pueden administrarse el mismo día

Las autoridades sanitarias de Argentina han informado de que el número de víctimas mortales por COVID-19 se ha triplicado en Buenos Aires, mientras que el total de contagios casi se ha duplicado en una semana, en un momento en que las temperaturas han descendido.

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) ha notificado 6.448 nuevos casos de COVID-19 y 12 muertes en la última semana, lo que supone un 86,57% más de contagios respecto al lunes pasado (3.456) y el triple de víctimas (4).

Con los nuevos datos, el número de infectados ascendió a 1.028.931, mientras que el número de fallecidos subió a 13.065, según el informe semanal de situación sanitaria difundido este lunes por el Gobierno de Buenos Aires.

El ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires (de la que no forma parte la CABA), Nicolás Kreplak, también habló el lunes de un aumento leve a moderado de los contagios de COVID-19 “por la aparición de una nueva subvariante de Ómicron”.

Kreplak dijo en declaraciones radiales que, por el momento, esto no provocó “un aumento en el número de consultas de guardia ni de hospitalizaciones”.

“Las enfermedades respiratorias son especialmente contagiosas cuando empieza el frío. Lo que hay que hacer es llevar mascarilla en lugares cerrados y ventilar para evitar la concentración de aire. Si hacemos eso, el riesgo se neutraliza”, insistió el ministro.

El funcionario también enfatizó que la vacunación contra el COVID-19 está disponible de forma gratuita en toda la provincia y explicó que “casi el 90% de la población ha [tomado] la segunda dosis y casi el 50% ha [recibido] la tercera”.

Kreplak también señaló que “es importante que a los cuatro meses se administre la tercera dosis porque con esta variante Ómicron -que hace una pequeña mutación respecto a las anteriores- la eficacia que antes conseguíamos con dos dosis ahora se consigue con tres”.

El ministro ha explicado que en este escenario las autoridades han acordado aplicar la cuarta dosis a “los mayores de 50 años” después de cuatro meses de la tercera dosis, lo que permitiría “volver a subir las defensas”.

Kreplak explicó además que la vacuna COVID-19 y la de la gripe pueden administrarse el mismo día. También subrayó la importancia de que las personas de los grupos de riesgo completen tanto su plan de vacunación contra la COVID-19 como contra la gripe.

Categorías: Ciencia y salud, Argentina.