MercoPress, in English

Jueves, 8 de diciembre de 2022 - 19:36 UTC

 

 

Embajador de Argentina en Israel condenado a 8 años por corrupción

Viernes, 8 de abril de 2022 - 10:33 UTC
Uribarri dijo que el veredicto era una “aberración legal” Uribarri dijo que el veredicto era una “aberración legal”

El embajador de Argentina en Israel y Chipre, Sergio Uribarri, renunció este jueves luego de ser condenado a 8 años de prisión por “malversación de fondos y negociaciones incompatibles con la función pública”.

La decisión judicial se tomó en la ciudad argentina de Paraná, capital de la Provincia de Entre Ríos, de la que Uribarri fue gobernador entre 2007 y 2015.

Uribarri consideró el fallo como una “aberración jurídica” construida “sobre creencias y prejuicios”. Calificó la actitud del tribunal de “corporativa” y aseguró: “Nunca renunciaremos a la verdad, nunca me someteré a la operación política de intimidación y disciplina. Hagan lo que hagan y pase lo que pase, nunca dejaré de hacer política”.

El exgobernador, su exministro de Comunicación y el cuñado de Urribarri recibieron penas de prisión efectiva. Uribarri no irá a la cárcel por el momento ya que la decisión de primera instancia está sujeta a apelación. La condena de Urribarri también supuso la inhabilitación para cargos públicos. El juicio fue por irregularidades ocurridas entre 2010 y 2015.

Firmaron la sentencia de Uribarri los jueces provinciales José María Chemez, Carolina Castagno y Elvio Garzón. El veredicto fue “unánime”, explicó Chemez.

El juicio incluyó casos como “El sueño entrerriano”, que fue el eslogan de la fallida campaña presidencial de Urribarri, o la “Causa del Mercosur” sobre gastos de una reunión presidencial en Paraná en 2014, que a juicio del tribunal se destinaron parcialmente a la campaña política de Uribarri.

El proceso judicial comenzó en septiembre de 2021 y llevó casi 50 audiencias hasta la sentencia del jueves. Además de Uribarri, había otros 12 imputados por corrupción.

Chemez señaló que ”debe quedar absolutamente claro que este tribunal no ha juzgado, ni ha sometido a su conocimiento, la evaluación de una gestión de gobierno, ni la conveniencia, oportunidad o mérito de los actos de ese gobierno; menos aún, la ideología, la identificación partidaria, ni el pensamiento político del gobierno ejercido por Sergio Urribarri, ni la legitimidad de las aspiraciones políticas del exgobernador”.

Categorías: Política, Argentina.