MercoPress, in English

Martes, 5 de julio de 2022 - 08:46 UTC

 

 

Autoridades municipales de Río planean suprimir mascarillas en espacios cerrados

Miércoles, 2 de marzo de 2022 - 20:14 UTC
“Estamos viendo que otros países están levantando las medidas restrictivas, aquí en Río de Janeiro no sería diferente”, explicó Soranz. “Estamos viendo que otros países están levantando las medidas restrictivas, aquí en Río de Janeiro no sería diferente”, explicó Soranz.

Las autoridades locales de Río de Janeiro están estudiando la posibilidad de suprimir el uso obligatorio de mascarillas ante la disminución del número de infecciones por COVID-19 registradas en las últimas semanas, según se informó.

El Comité Especial de Lucha contra el COVID-19, conocido como el Comité Científico del Ayuntamiento, va a reflexionar sobre la cuestión en su próxima reunión del 7 de marzo, según dijo este miércoles el Secretario de Salud del Ayuntamiento, Daniel Soranz.

Desde finales de octubre ya no es obligatorio el uso de mascarillas en exteriores. Otras restricciones, como los topes de capacidad, se levantaron en noviembre, antes de la llegada de la variante Ómicron.

Según Soranz, la reunión del Comité Científico estaba prevista inicialmente para el 14 de marzo, pero se adelantó al 7 de marzo a petición del alcalde Eduardo Paes. “Con un panorama epidemiológico más favorable, nada más correcto que seguir estos datos con cambios de medidas”, explicó Soranz.

“Por supuesto, si en algún momento vemos un aumento de casos, de hospitalizaciones, podemos volver con una medida restrictiva; pero no parece probable”, agregó.

“Con una alta cobertura de vacunación, estamos viendo que otros países también están retirando estas medidas restrictivas, aquí en Río de Janeiro no sería diferente”, continuó el funcionario.

Soranz también dijo que las autoridades necesitan acordar un parámetro para una dosis de refuerzo, de manera que el pasaporte de vacunación en la ciudad ya no sea obligatorio. La cobertura actual en la población adulta es del 99,1% con las dos dosis y del 53% con el refuerzo, se informó.

“La expectativa es que llegando al 70%, 80% de la población adulta con dosis de refuerzo, podamos eliminar el cobro del pasaporte de vacunación en la ciudad de Río de Janeiro”, señaló Soranz.

“Incluso con el intenso flujo de turistas, la alta cobertura de vacunación frenó el aumento del número de casos graves”, subrayó el funcionario. “Pero esa protección y esa cobertura no duran para siempre”. Soranz teme que la falta de una dosis de refuerzo pueda traer de nuevo variantes del coronavirus que ya no circulan en la ciudad.

“Hemos insistido mucho en esto porque puede ser una falsa sensación de seguridad pensar que estamos a salvo durante mucho tiempo y no es así”, advirtió.

Incluso con las fiestas privadas y las concentraciones a gran escala durante el Carnaval, las cifras de la pandemia se mantienen bajo control y con una tendencia a la baja. “Vimos muchas aglomeraciones durante el periodo de carnaval, mucha gente reuniéndose. La estrategia de limitar la entrada de turistas en la ciudad de Río de Janeiro sin vacuna funcionó. Para permanecer en la ciudad, hay que presentar el pasaporte de vacunación, para ir a las principales atracciones turísticas, hay que presentar el pasaporte de vacunación, lo que ciertamente desalentó la llegada de turistas no vacunados. Vimos que nuestra cobertura de vacunación contenía el escenario epidemiológico”.

(Fuente: Agencia Brasil)

Categorías: Ciencia y salud, Brasil.