MercoPress, in English

Miércoles, 10 de agosto de 2022 - 10:28 UTC

 

 

Provincia argentina de Corrientes consumida por incendio descontrolado

Lunes, 21 de febrero de 2022 - 10:30 UTC
El Gobernador Gustavo Valdés dijo que “solo la naturaleza podrá apagar el fuego” El Gobernador Gustavo Valdés dijo que “solo la naturaleza podrá apagar el fuego”

Más del 10% del territorio de la provincia argentina de Corrientes (noreste) ha sido consumido en los últimos días por incendios provocados intencionalmente, según videos viralizados en redes sociales.

Tras dos meses de sequía, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) había pronosticado tormentas aisladas para el lunes y martes, lo que puede tener consecuencias negativas ya que los vientos ayudarían a que los incendios se propaguen más rápido de lo que las lluvias los sofocarían, se informó.

Además de la ayuda de cuerpos de bomberos de otras provincias argentinas (San Juan, Jujuy, Misiones, Mendoza, Córdoba, Entre Ríos, Salta, Chaco, Santiago del Estero y Ciudad y Provincia de Buenos Aires), también fueron recibidos equipos de salvamento de Brasil y Bolivia.

Se han lanzado eventos de recaudación de fondos a nivel nacional y en la ciudad de Buenos Aires e incluso a través de plataformas virtuales. Las donaciones han superado todas las expectativas, según medios nacionales.

Además del dinero, en varios puestos de socorro se han recibido otras contribuciones como alimentos, bebidas y suministros médicos.

El influencer de redes sociales Santiago Maratea por sí solo ha recaudado más de AR$ 100 millones (alrededor de un millón de dólares al tipo de cambio oficial).

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, cuyas políticas sobre la deforestación en la Amazonía han sido criticadas en todo el mundo, fue uno de los primeros en ayudar a Corrientes enviando equipos de extinción de incendio, donde más de 800.000 hectáreas se han quemado. El embajador argentino en Brasilia, Daniel Scioli, explicó que brigadas del estado de Rio Grande do Sul y del municipio de São Borja cruzaron la frontera “a pedido del alcalde de Santo Tomé (Corrientes), José Augusto Suaid Cortés”.

Con gruesas ropas ignífugas y máscaras protectoras, brigadistas de varias provincias luchan largas jornadas para contener los incendios forestales que ya han arrasado el 9% de la provincia.

El gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, dijo que “solo la naturaleza podrá apagar el fuego”, al declarar a toda la región de los Esteros del Iberá como “zona de catástrofe ecológica y ambiental”.

Valdés ha tenido fuertes discusiones con el ministro de Medio Ambiente de la Nación, Juan Cabandié, sobre el envío de ayuda adicional para al menos desviar el fuego hasta que llueva.

El gobernador también admitió que “el daño a la flora y fauna es muy importante”, al tiempo que lamentó la pérdida de animales autóctonos de la zona.

El trabajo de socorro ha incluido a más de 2.600 bomberos, más “10 aviones hidrantes, cinco helicópteros, camiones cisterna y 97 tripulaciones privadas”, explicó Valdés.

También dijo que aún no había una evaluación de las pérdidas económicas, pero admitió que serían sustanciales.

Valdés también contactó al embajador de Estados Unidos en Argentina, Marc Stanley, para buscar ayuda. “Como Corrientes necesita más recursos para superar la Emergencia Ígnea que atraviesa, solicité la colaboración de Estados Unidos a través de su embajador en Argentina, Marc Stanley”, escribió en Twitter.

“Hay que apagar el fuego, no voy a discutir. Con Cabandié se acabó la conversación. Ayer tocó territorio correntino y hablamos unos segundos por teléfono”, dijo Valdés en una entrevista radial.

Sobre el presidente Alberto Fernández, Valdés dijo que el jefe de Estado nacional le había prometido ayudar a la provincia una vez que se sofocara el incendio. “Vamos a evaluar los daños con el presidente y seguramente cuando apaguemos el fuego veremos toda la ayuda”. Valdés dijo que Fernández le había prometido otorgar líneas de asistencia para todos los productores, que “ojalá se cumpla y podamos trabajar juntos”.