MercoPress, in English

Jueves, 8 de diciembre de 2022 - 19:32 UTC

 

 

Despejan por completo las calles de la capital canadiense

Lunes, 21 de febrero de 2022 - 10:00 UTC
La policía de Ottawa “se asegurará de que nadie vuelva a ocupar nuestras calles”, dijo Bell. La policía de Ottawa “se asegurará de que nadie vuelva a ocupar nuestras calles”, dijo Bell.

Las fuerzas del orden despejaron por completo las calles de la capital de Canadá, Ottawa, después de arrestar a casi 200 manifestantes pertenecientes al llamado “Convoy de la Libertad” de camioneros que se oponían a los mandatos de vacunación COVID-19 del primer ministro Justin Trudeau y otras restricciones sanitarias.

El jefe de policía interino de Ottawa, Steve Bell, anunció este domingo el éxito de la operación durante una conferencia de prensa, mientras los trabajadores de la ciudad limpiaban las calles después de dos días de tensos enfrentamientos y 191 arrestos que terminaron con un levantamiento de tres semanas. La policía también repartió volantes advirtiendo a los pocos manifestantes que permanecieron en los suburbios de Ottawa que se fueran pronto o se arriesgaran a ser arrestados y multados.

Los manifestantes habían bloqueado el centro de la ciudad con camiones y otros vehículos desde el 28 de enero, lo que llevó a Trudeau a invocar poderes extraordinarios. Setenta y seis vehículos habían sido remolcados, dijo la policía.

Inicialmente, los manifestantes querían poner fin a los mandatos transfronterizos de vacunación contra el COVID-19 para los camioneros, pero el bloqueo se convirtió en una manifestación contra Trudeau y su gobierno.

La policía usó gas pimienta y granadas de aturdimiento contra los manifestantes que permanecían frente al parlamento el sábado.

Los arrestados enfrentan 389 cargos penales diferentes, que incluyen obstruir a la policía, desobedecer una orden judicial, agresión, posesión de arma y agresión a un oficial de policía, dijo Bell a los periodistas.

“Aún no hemos terminado con esta operación”, agregó. Durante los “próximos días”, la policía determinará “cómo mantenemos una presencia y nos aseguramos de que nadie vuelva a ocupar nuestras calles”.

Los manifestantes que fueron filmados por la policía y que luego abandonaron la ciudad deberán rendir cuentas, agregó Bell. “Buscaremos activamente identificarlos y dar seguimiento a sanciones financieras y cargos penales... Esta investigación continuará durante los próximos meses”.

Trudeau había invocado poderes de emergencia el lunes para dar a su gobierno rienda suelta para aplastar las protestas e incluso congelar sin una orden judicial las cuentas bancarias de los sospechosos de apoyar los bloqueos. Hasta el momento se han congelado 206 cuentas bancarias y corporativas, pero las fuerzas de Trudeau seguían recopilando información sobre empresas y personas, se informó.

El parlamento continuó el debate sobre el uso de los poderes de emergencia el domingo, lo que será sometido a votación este lunes. Los poderes fueron fundamentales en la coordinación de la policía para disolver la protesta de Ottawa, dijo Bell.

El ministro de Preparación para Emergencias, Bill Blair, sugirió en una entrevista que es posible que los poderes extraordinarios no se necesiten por mucho más tiempo.