MercoPress, in English

Martes, 7 de febrero de 2023 - 22:17 UTC

 

 

Sube el combustible en Paraguay, pero repostar en Argentina no es una opción

Sábado, 12 de febrero de 2022 - 10:44 UTC
Un precio diferencial para extranjeros abre la puerta a que los argentinos lo lleven “de contrabando” en sus propios tanques a través de la frontera Un precio diferencial para extranjeros abre la puerta a que los argentinos lo lleven “de contrabando” en sus propios tanques a través de la frontera

La petrolera estatal Petróleos Paraguayos (Petropar) anunció un aumento en el precio del combustible en los surtidores a partir del sábado 12 de febrero, a pesar de anuncios previos de que no habría cambios hasta fin de mes.

La empresa también permitió que las gasolineras más allá de los 50 kilómetros de la planta refinadora Villa Elisa de Petropar, “puedan sumar el costo del flete al precio de venta”.

En tanto, en la ciudad argentina de Posadas, las autoridades fijaron un precio diferencial y un cupo para extranjeros a partir del viernes 11 de febrero, para evitar que se sequen las bombas con consumidores que cruzan la frontera solo para repostar por mucho menos dinero gracias a el creciente déficit entre el peso argentino y la mayoría de las otras monedas.

El propietario de una gasolinera local, Raúl Alonso, temía que las ventas bajaran por la nueva medida. “Creo que es absolutamente injusto porque cuando vamos a Paraguay o Brasil, nadie [nos] discrimina ni pide precios diferenciales”.

Alonso se quejó de que las autoridades argentinas pusieron “miles de obstáculos”.

La cuota de venta de combustibles no se ha renovado desde 2019 y la escasez se ha hecho notar desde diciembre en el lado argentino de la frontera, ya que la gasolina en el país cuesta alrededor de la mitad de lo que vale en Paraguay y Brasil.

“O nos dan más combustible y vendemos más o seguimos como antes, quebrando cada día las gasolineras”, prosiguió Alonso. También señaló que había una contradicción: las autoridades provinciales promueven el turismo en Misiones, pero “¿cómo lo vamos a promover si no tenemos combustible?”.

Alonso también explicó que si las estaciones se quedan sin combustible eso no significa que vendan más, sino que el suministro no alcanza ni siquiera para los argentinos, ya que “estamos ante cupos que toman como referencia el año 2019”.

El empresario insistió en que si tiene que haber un cupo debe ser así en todo el país y resaltó que no falta el combustible “en Buenos Aires y los corredores turísticos; hay escasez en Misiones. ¿Cuánto representa Misiones en litros para una empresa petrolera?”.

Sobre el precio para extranjeros, Alonso advirtió que “lo vamos a pasar mal porque cada vez que venga un turista le vamos a tener que decir 'tienes que ir a esa bomba porque te voy a cobrar más'”.

De las declaraciones del empresario se desprende un temor a que los lugareños llenen sus tanques del lado argentino y crucen la frontera para vender la mayor parte del combustible, quedándose con la gasolina suficiente para regresar al país y comenzar de nuevo. O a otras maniobras especulativas.

Alonso también dijo en una entrevista radial que el precio para los extranjeros había sido una decisión de la noche a la mañana: “Nos despertamos con la noticia”, señaló y lamentó que no se hubiera solicitado la opinión de empresarios de su sector.

En un informe publicado la semana pasada, se detalló que Uruguay tiene la gasolina más cara de la región, debido a los impuestos y costos adicionales que se agregan al precio en los surtidores.