MercoPress, in English

Jueves, 11 de agosto de 2022 - 11:30 UTC

 

 

Amazonía brasileña muestra signos de aumento en la deforestación a pesar de las promesas

Viernes, 11 de febrero de 2022 - 22:57 UTC
La deforestación solo dejará de aumentar si Bolsonaro pierde las elecciones presidenciales en octubre La deforestación solo dejará de aumentar si Bolsonaro pierde las elecciones presidenciales en octubre

A pesar de los anuncios del Gobierno del presidente Jair Bolsonaro de que se tomarían medidas para revertir la tendencia, la deforestación en la selva amazónica de Brasil alcanzó nuevos máximos en enero de 2022, se informó este viernes.

Frente a la presión internacional, Brasil se comprometió el año pasado a poner fin a la deforestación ilegal para 2028.

La deforestación totalizó 430 kilómetros cuadrados (166 millas cuadradas) el mes pasado, cinco veces peor que en enero de 2021, según un informe publicado por la agencia nacional de investigación espacial Inpe. También fue el peor enero desde que comenzó el actual sistema de medición en 2015.

Los investigadores ambientales han estado denunciando que Bolsonaro nunca ha dejado de debilitar las protecciones desde que asumió el cargo en 2019 para favorecer la agricultura y la minería, más rentables.

Los bosques están siendo talados para ranchos en la apropiación ilegal de tierras, ya que los altos precios de la carne de res, la soja y otros productos básicos siguen aumentando la demanda de tierras baratas.

Sin embargo, el Ministerio de Medio Ambiente ha desaconsejado el uso de datos de un mes porque ocultan el panorama general, que mostraría que entre agosto y enero la deforestación se redujo levemente en comparación con el mismo período hace un año y esto reflejaría el compromiso del Gobierno en esta materia.

Grupos ambientalistas también advirtieron que se había detectado un fuerte aumento en los incendios forestales en la Amazonía colombiana a medida que la tala seguía dando paso a ranchos ganaderos, campos de coca y caminos ilegales.

Más de 150 académicos y activistas de Colombia, Brasil, Francia y España enviaron una carta al presidente de Colombia, Iván Duque, instando al gobierno a adoptar una postura más agresiva contra la deforestación.

La preservación de la Amazonía, la selva tropical más grande del mundo, es vital para frenar el cambio climático debido a la gran cantidad de gases de efecto invernadero que absorben sus árboles.

Poco después de la cumbre climática del año pasado en Glasgow, Inpe publicó datos que muestran que la deforestación en 2021 en la Amazonía brasileña había alcanzado el punto más alto en 15 años. Los datos preliminares de enero muestran que la destrucción continúa aumentando. En ámbitos ambientalistas creen que la deforestación solo dejará de aumentar si Bolsonaro pierde las elecciones presidenciales en octubre.

Categorías: Medio ambiente, Política, Brasil.