MercoPress, in English

Martes, 27 de setiembre de 2022 - 14:10 UTC

 

 

Actividad industrial argentina en franca recuperación

Miércoles, 9 de febrero de 2022 - 22:52 UTC
Estas cifras no se dan por casualidad, explicó Kulfas. Estas cifras no se dan por casualidad, explicó Kulfas.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) de Argentina informó este miércoles que la producción industrial local había registrado un crecimiento del 15,8% en el año 2021, impulsada por la actividad automotriz y el transporte, que mostraron un aumento del 50,9%.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) de Argentina informó este miércoles que la producción industrial local había registrado un crecimiento del 15,8% en el año 2021, impulsada por la actividad automotriz y el transporte, que mostraron un aumento del 50,9%.Textiles, prendas de vestir, cuero y calzado ocuparon el segundo lugar con una mejora del 45,6%, reveló también el Indec.

Otros rubros con cifras positivas fueron productos de metal, maquinaria y equipamientos con 30,1%; minerales no metálicos 29,6%; y otras máquinas, aparatos e instrumentos, el 29,3%.

La actividad industrial argentina tuvo el mejor diciembre de los últimos cinco años, con un crecimiento de 10,1% frente a 2020, 15,9% frente a 2019 y 17,6% frente a 2018. También estuvo levemente por encima de las cifras de 2017 y 2016, informó el Indec.

Algo más moderado resultó el Índice de Producción Industrial Manufacturera (IPIM), que mostró que la refinación de petróleo (que incluye químicos y derivados), subió 10%; alimentos, bebidas y tabaco 5,5%; madera, papel, edición e imprenta 4,3%; y muebles y otras industrias manufactureras 4,2% respecto a los 12 meses anteriores.

Fuentes del Ministerio de Economía dijeron que el IPIM había crecido durante 14 meses seguidos. La construcción subió 30,8% en 2021, a medida que las edificaciones superaron en un 26,5% las de tiempos previos a la pandemia.

Estas cifras fueron el primer aumento anual después de tres años negativos, lo que se tradujo en la creación de 48.000 puestos de trabajo, según el Indec.

En ese sentido, el ministro de Desarrollo Productivo argentino, Matías Kulfas, señaló que “comenzamos a desandar el camino de desindustrialización de Macri”, por el cual Argentina cayó fuertemente entre las naciones industrializadas. El último documento del Indec reflejó que 15 de los 16 sectores relevados habían producido más que al cierre de 2019, destacándose la industria automotriz.

“Todas estas mejoras no son fruto de la casualidad, sino producto de la recuperación de políticas productivas, como el crédito accesible, el desarrollo de proveedores nacionales y la promoción de parques industriales, entre muchas otras iniciativas”, explicó Kulfas.

Los préstamos concedidos a las empresas, en particular a las pymes, jugaron un papel fundamental en esta nueva realidad. “Confiamos en que 2022 será un año de continuidad para la fortísima recuperación de 2021”, prosiguió el ministro.

Sin embargo, la Fundación de Investigaciones Económicas de Latinoamérica (FIEL) emitió un informe separado según el cual el desempeño industrial de Argentina dependía de una serie de condiciones, como el tipo de cambio y los problemas para acceder a divisas, además de una inflación galopante y las propias proyecciones de Brasil de crecimiento cero o negativo para el futuro cercano. Brasil es el principal socio comercial de Argentina.

Categorías: Inversiones, Política, Argentina.