MercoPress, in English

Martes, 29 de noviembre de 2022 - 01:55 UTC

 

 

Isabel II respalda a Camila para ser “Reina Consorte” en ambiente de Jubileo de Platino

Lunes, 7 de febrero de 2022 - 10:00 UTC
Ahora se espera que la Reina desempeñe un papel importante en las celebraciones de su Jubileo de Platino de cuatro días en junio Ahora se espera que la Reina desempeñe un papel importante en las celebraciones de su Jubileo de Platino de cuatro días en junio

La reina Isabel II se convirtió este domingo en la primera monarca británica en celebrar un jubileo de platino. A los 95 años, pasó el 70 aniversario de su ascensión al trono sola y atendiendo activamente asuntos oficiales.

Un día antes había hecho un anuncio que sorprendió a muchos, pero que resolvió uno de los enigmas que rodeaban su sucesión: apoyó a la segunda esposa del príncipe Carlos para convertirse en “reina consorte” cuando él asuma el trono.

La Reina hizo su anuncio por escrito durante una recepción en Sandringham House. Ella dijo que era su “deseo sincero” que Camilla pueda asumir ese papel.

“Tuve la suerte de que, en el Príncipe Felipe, tenía un compañero dispuesto a desempeñar el papel de consorte y hacer desinteresadamente los sacrificios que ello acarrea”, escribió. “Es un papel que vi realizar a mi propia madre durante el reinado de mi padre”, agregó.

Camilla se casó con el príncipe Carlos nueve años después de su divorcio de la princesa Diana. La duquesa de Cornualles, de 74 años, ha ganado popularidad en los últimos años, pero no le gustó mucho cuando se reveló su romance con el Príncipe de Gales mientras aún estaba casado con la enormemente popular Diana. Nunca tomó el título de Princesa de Gales y dijo en el momento de su matrimonio que “tenía la intención” de servir como “Princesa Consorte” cuando Carlos, de 73 años, asumiera el trono.

“Sigo eternamente agradecida y honrada por la lealtad y el afecto que continúan dándome”, escribió la Reina. “Y cuando, en la plenitud de los tiempos, mi hijo Carlos se convierta en rey, sé que le darán a él y a su esposa Camila el mismo apoyo que me habéis dado a mí; y es mi sincero deseo que, cuando llegue el momento, Camilla sea conocida como reina consorte mientras continúa con su leal servicio”.

“La reina está asegurando que la transición, cuando llegue, a su hijo como rey sea lo más fluida y libre de problemas posible”, dijo el excorresponsal real de la BBC, Peter Hunt, citado por NBC News.

Con respecto al jubileo de platino, el Príncipe de Gales dijo en un comunicado que la “devoción de mi madre por el bienestar de todo su pueblo inspira una admiración aún mayor con cada año que pasa”.

Otros que felicitaron a la monarca fueron el primer ministro Boris Johnson y sus predecesores Theresa May y David Cameron, solo tres de los 14 que ocuparon el número 10 durante su reinado, empezando por Winston Churchill.

Johnson dijo: “Rindo homenaje a sus muchos años de servicio y espero unirnos como país para celebrar su histórico reinado en el verano”.
May describió a la Reina como “una mujer extraordinaria, que ha dedicado su vida al servicio de su pueblo y de nuestra familia de naciones”.

Cameron dijo: “No puede haber mejor ejemplo de deber y servicio público digno”.

El líder de la oposición, Sir Keir Starmer, expresó su “más profundo agradecimiento” por 70 años de “servicio público sin precedentes”.

“Su Majestad la Reina ha sido una constante vital y valiosa en un mundo en constante cambio, representando la seguridad y la estabilidad de nuestro país, durante los altibajos de las últimas siete décadas”, agregó Starmer.

El arzobispo de Canterbury, Justin Welby, también elogió a la reina “por su dedicación a todos nosotros y su fiel testimonio de Jesucristo”.

Elizabeth Alexandra Mary Windsor no nació para llevar la corona. Como hija mayor del segundo hijo del rey Jorge V, se esperaba que viviera la vida de una representante menor de la realeza cuando nació el 21 de abril de 1926. Las cosas cambiaron cuando su tío, el rey Eduardo VIII, abdicó para casarse con la estadounidense Wallis Simpson, que ya estaba divorciada. El padre de Isabel se convirtió en el rey Jorge VI, lo que transformó a la joven princesa en heredera.

Sin embargo, dado que Eduardo VIII sobrevivió a Jorge VI sin herederos, Isabel hubiera sido reina, si bien dos décadas después y no habría existido el rey Jorge VI, quien se ganó el cariño de la nación cuando se negó a abandonar Londres mientras caían las bombas durante los primeros meses de la Segunda Guerra Mundial. Isabel siguió el ejemplo de su padre uniéndose al Servicio Territorial Auxiliar a principios de 1945, convirtiéndose en la primera mujer miembro de la familia real en unirse a las fuerzas armadas como miembro activo a tiempo completo.

En su cumpleaños número 21, dedicó su vida a la nación y la Commonwealth, la asociación voluntaria de estados que surgió del Imperio Británico. “Declaro ante todos ustedes que toda mi vida, ya sea larga o corta, estará dedicada a su servicio y al servicio de nuestra gran familia imperial a la que todos pertenecemos”, dijo en un discurso de radio transmitido en todo el mundo.

En 1952, la joven princesa se embarcó en una gira por la Commonwealth en lugar de su padre enfermo y se encontraba en un remoto albergue de Kenia cuando ella y el príncipe Felipe se enteraron de que el rey había muerto. Inmediatamente voló de regreso a Londres.

La Reina recientemente despojó a su segundo hijo, el Príncipe Andrés de sus títulos militares honorarios, mientras enfrenta una demanda en un tribunal de Nueva York por el presunto abuso sexual de una adolescente en casa del extinto financiero Jeffrey Epstein. Asimismo, el príncipe Harry, y su esposa, Meghan, siguen separados de la familia. La reina aún no conoce a su nieta Lilibet, bautizada así en honor a Isabel, a quien Jorge VI y su esposa llamaban por ese apodo cuando niña.

Según una encuesta realizada el año pasado por la firma de investigación de mercado YouGov, la reina Isabel II es la mejor calificada entre la realeza, con una tasa de aprobación del 76 por ciento.

Se espera que los funcionarios del palacio anuncien una serie de salidas públicas para la Reina en los próximos días, incluida el Servicio anual del Día de la Commonwealth en marzo, lo que indica su lento regreso al trabajo, mientras se aguarda que cumpla un papel importante en las celebraciones de su Jubileo de Platino de cuatro días en junio.

En un mensaje publicado para conmemorar su Jubileo de Platino, la Reina dijo: “Es un día que, incluso después de 70 años, todavía recuerdo tanto por la muerte de mi padre, el Rey Jorge VI, como por el comienzo de mi reinado. Al conmemorar este aniversario, me complace renovarles la promesa que hice en 1947 de que mi vida siempre estará dedicada a su servicio”, escribió la Reina y firmó “Su servidora: Elizabeth R”.

Categorías: Política, Internacional.