MercoPress, in English

Lunes, 4 de julio de 2022 - 00:21 UTC

 

 

Falklands despide a los Hercules “todo terreno” que cumplieron funciones durante cuarenta años

Sábado, 5 de febrero de 2022 - 09:49 UTC

El avión carguero Hércules C-130J perteneciente al Escuadrón 47 de la Real Fuerza Aérea, partió definitivamente de las Islas Falkland para Inglaterra el pasado 28 de enero. El “Herc” como lo llamaban cariñosamente en las Islas cumplió muchas funciones en las Falklands, la última de las cuales el apoyo al Instituto Antártico Británico, BAS, y el trabajo que desarrolla en el continente helado, completando entregas aéreas (mediante paracaídas) para reaprovisionar depósitos del BAS.

Las misiones del Herc “aseguraron la entrega en tiempo y acertada precisión de provisiones vitales requeridas para el mantenimiento de los programas de investigación científica del BAS en el continente”, según explicó un comunicado del Ministerio de Defensa británico.

Cada uno de esos viajes involucraban unas 2,900 millas náuticas y requerían de un abastecimiento aire/aire de combustible que era provisto por un Voyager de la RAF.

Los Hercules han tenido presencia en las Falklands constantemente durante los últimos cuarenta años y se les reconoce haber “completado 36 años de respaldo a las Fuerzas Británicas en las Islas del Atlántico Sur, BFSAI,”.

En 2018 partió el vuelo 1312 desde el Complejo de Mount Pleasant luego de cumplir funciones como el avión de reconocimiento marítimo táctico, además de búsqueda y rescate, para ser reemplazado por un avión mucho mayor, un Atlas A400M.

Empero el Hercules retornó a las Falklands para proveer respaldo al BAS, y ahora se alejó de las Islas el pasado 28 de enero, casi con seguridad por última vez, debido al decreciente uso de este tipo de aeronaves.

En enero el Comodoro Jonathan Lett, Comandante de BFSAI hablando del respaldo brindado al BAS, dijo que “estaban encantados de apoyar al Instituto Británico Antártico, desde el Complejo de Mount Pleasant en las Islas Falkland. Al hacerlo estamos respaldando los objetivos del Reino Unido, y reconocemos la importancia global de los trabajos que BAS realiza en materia de ciencia polar y operaciones, ayudando a la sociedad en general a adaptarse a un mundo cambiante”