MercoPress, in English

Lunes, 23 de mayo de 2022 - 09:07 UTC

 

 

“El pueblo de Falklands rechaza estar bajo Argentina, y Buenos Aires debe renunciar al reclamo”

Martes, 18 de enero de 2022 - 09:50 UTC
Tanto el presidente Fernández como Guillermo Carmona a cargo de la Secretaría de Malvinas, apelan en general a un lenguaje “inflamatorio” que atiza la tensión. Tanto el presidente Fernández como Guillermo Carmona a cargo de la Secretaría de Malvinas, apelan en general a un lenguaje “inflamatorio” que atiza la tensión.

Ya nos encontramos en el año del cuarenta aniversario de la guerra de las Falklands o como prefieren decir en las propias Islas, el año de la Liberación de las Falklands. En las Islas y en Gran Bretaña están previstos una serie de acciones y conmemoraciones para celebrar la recuperación de las Islas tras la derrota de la invasión y ocupación por fuerzas militares argentinas.

Argentina tampoco se ha quedado atrás y tiene programado una vasta agenda acorde con su reivindicación de soberanía sobre las Islas, que ha venido acompañada de declaraciones y acusaciones de colonialismo y de usurpación, al igual de exigencias de cumplimiento de resoluciones de la Asamblea de Naciones Unidos.

Al momento tan solo el Secretario de Defensa Ben Wallace realizó una suerte de respuesta a dichas afirmaciones en que definió la actitud argentina hacia las Falklands como la de un matón. Pero no ha habido menciones al respecto ni del primer ministro Boris Johnson ni del Foreign Office.

No es de extrañar ambos están muy ocupados, Boris Johnson para disculparse sobre fiestas en la residencia oficial durante la pandemia, cuando todo el mundo estaba confinado, al estilo del presidente Alberto Fernández, y Liz Truss totalmente abocada al posible conflicto de Ucrania, diferencias por el Brexit que persisten y otros conatos de situaciones tensas con China e Irán, por ejemplo.

Ha sido entonces un influyente diputado conservador, Andrew Rosindell y gran amigo de los Isleños quien ha tomado la posta con motivo de la celebración del Día de Margaret Thatcher, el pasado 10 de enero, o sea el 39 aniversario de la visita de la líder británica a las Falklands, enero 1983 a pocos meses de la victoria sobre fuerzas argentinas, junio 1982, según recogieron medios de Londres, especialmente el Daily Express.

Al respecto Rosindell dijo que “la fecha también es ocasión para un oportuno recordatorio a Buenos Aires sobre qué sucedió la última vez que trataron de hacerse de las Falklands. La primer ministro Thatcher despachó una Fuerza de Tareas para recuperar el Territorio Británico de Ultramar invadido y ocupado por el entonces líder de la junta militar, General Leopoldo Galtieri. Tres meses más tarde el General Menéndez firmaba la rendición total ante el Almirante Jeremy Moore. Un conflicto que dejó un saldo de mil combatientes muertos”.

Empero Argentina nunca renunció a su reclamo y actualmente tanto el presidente Fernández como Guillermo Carmona a cargo de la Secretaría de Malvinas, según el diputado conservador, insisten con los términos “usurpación” y “colonialismo”, para catalogar la posición británica y apelan en general a un lenguaje “inflamatorio” que atiza la tensión.

Empero desde Londres no hay el menor atisbo de un cambio de política, según el accionar del Foreign Secretary Liz Truss.

El diputado Rosindell quien además es secretario del Grupo parlamentario, multi-partidario, en apoyo a los Territorios Británicos de Ultramar, resaltó que el Reino Unido tiene una larga y orgullosa tradición de proteger a sus ciudadanos, “La Sra. Thatcher demostró al mundo que no había forma alguna de entregar la soberanía de las Falklands, pues son decididamente británicas”.

Agregó, “la ocupación ilegal por parte de Argentina fue correctamente repelida por las fuerzas de la Corona. Espero que el gobierno argentino aprenda las lecciones de la historia, el derecho democrático a la auto determinación siempre debe ser sostenido y defendido. El Reino Unido siempre sostendrá ese derecho, al igual que todos aquellos vivos en 1982, lo recordarán”.

Rosindell describió las demandas del presidente Fernández sobre las Falklands como “cansadoras expresiones de una tediosa política dirigida a ser una distracción nacionalista de los temas que su país enfrenta”.

“El gobierno argentino debe respetar la soberanía de las Falklands y haría bien en abstenerse de hacer comentarios inflamatorios que solo sirven para avivar tensiones”

En cuanto a las propias Falklands y sus 3,500 habitantes Rosindell indicó que al igual que otras islas del Atlántico sur han estado bajo la Corona británica desde 1832.

“Y el pueblo de las Falklands lo dejaron muy en claro mediante un referendo democrático en que afirmaron sus deseos de retener la soberanía británica”

'El estatus de las Islas Falkland corresponde al pueblo de la Islas Falkland y los Isleños han sido inequívocos en su deseo de permanecer como parte de la familita británica“

En 2013, con una participación del 92% tan solo tres personas votaron en contra de permanecer como Territorio Británico de Ultramar. En dicho referendo 99,8% votaron para permanecer británicos.

”Cualquier reclamo argentino sobre las Islas no tiene validez y nunca podrá haber soberanía compartida de las Islas. Serán solo británicas en línea con la clara expresión de los Isleños“

Más adelante Rosindell dijo que ”los Isleños están orgullosos de su herencia y raíces británicas, son una población profundamente patriótica que aman su país y son leales a Su Majestad La Reina“.

”No tienen deseo algunos de caer bajo el control de Argentina, y Gran Bretaña sostendrá los deseos del pueblo de las Islas. Buenos Aires debe acostumbrarse al hecho y renunciar a sus reclamos“

El diputado recordó que en el 2022 además del 40 aniversario de la guerra de las Falklands, marcará el Jubileo de Platino de la Reina. ”Espero que sea un año de gran celebración tanto en el Reino Unido como en todos los Territorios Británicos de Ultramar que son y siempre deben ser parte de nuestra gran familia británica“.

En palabras de la Sra. Thatcher, ”la gente de las Islas Falklands como los del Reino Unido, son una raza de islas“

”Son pocos en número, pero merecen el derecho a vivir en paz, a elegir su forma de vida y su propia lealtad. Su forma de vida es británica y su lealtad es a la Corona,” concluyó contundente el diputado Rosindell.