MercoPress, in English

Viernes, 1 de julio de 2022 - 16:29 UTC

 

 

Niegan a Djokovic ingreso a Australia por no estar vacunado

Jueves, 6 de enero de 2022 - 08:47 UTC
Mientras se revisa su caso, Djokovic se aloja en un hotel de cuarentena de Melbourne. (Foto: AFP) Mientras se revisa su caso, Djokovic se aloja en un hotel de cuarentena de Melbourne. (Foto: AFP)

El jugador número uno del tenis mundial, Novak Djokovic, fue retenido durante ocho horas en el aeropuerto internacional de Melbourne por no cumplir con los protocolos australianos con respecto a la vacunación contra COVID-19 para viajeros extranjeros.

El serbio Djokovic planeaba defender su título del Abierto de Australia, que ha ganado 9 veces en total, incluidas las últimas tres ediciones.

Djokovic había anunciado que no participaría del primer Grand Slam del año porque no estaba dispuesto a vacunarse ni a cambiar su postura con respecto a los pases de salud. Pero luego decidió viajar cuando los organizadores del torneo le otorgaron una exención del requisito de vacunación, fundada en razones médicas. Pero los organizadores de torneos son una cosa y las autoridades de inmigración son un tema totalmente diferente. La fuerza fronteriza de Australia confirmó más tarde que la visa de Djokovic había sido revocada.

Djokovic dijo que apelaría judicialmente su expulsión. Mientras espera la resolución de su caso, está alojado en un hotel de cuarentena de Melbourne.

La estrella del tenis mundial llegó después de un vuelo de 14 horas desde Dubai y fue conducida a una sala de aislamiento bajo vigilancia policial cuando las autoridades australianas dijeron que su visa no permitía exenciones médicas. Otros tres jugadores ya habían ingresado al país con idéntica documentación, según informes de prensa.

El caso Djokovic provocó un roce diplomático entre Canberra y Belgrado.

“Acabo de terminar mi conversación telefónica con Novak Djokovic”, publicó en Instagram el presidente serbio, Aleksandar Vucic. “Le dije a nuestro Novak que toda Serbia está con él y que nuestros cuerpos están haciendo todo lo posible para que el acoso al mejor tenista del mundo termine de inmediato”.

“De acuerdo con todas las normas del derecho internacional, Serbia luchará por Novak, la verdad y la justicia. Novak es fuerte, como todos sabemos”, agregó Vucic después de convocar al embajador de Australia en Belgrado y exigir que liberen inmediatamente a Djokovic para jugar.

“La visa del señor Djokovic ha sido cancelada”, tuiteó el jueves el primer ministro de Australia, Scott Morrison, quien agregó que Djokovic “no es bienvenido en Australia” y será deportado. “Las reglas son reglas, especialmente cuando se trata de nuestras fronteras. Nadie está por encima de estas reglas. Nuestras sólidas políticas fronterizas han sido fundamentales para que Australia tenga una de las tasas de mortalidad más bajas del mundo por Covid”.

La decisión de otorgar a Djokovic una exención médica de la vacunación para jugar el Abierto dio lugar a numerosas protestas, dado que Melbourne ha soportado el confinamiento acumulativo más largo del mundo y un reciente brote de la variante Ómicron ha elevado el número de casos a niveles récord.

Fuentes cercanas a Djokovic citadas por Reuters han explicado que su impugnación legal se basará en el hecho de que su visa de actividad temporal trata a una persona que llega con una exención médica válida del mismo modo que a quien está vacunado. A solo 11 días del torneo, se espera que la pelea legal se decida apresuradamente.

Tennis Australia y funcionarios del gobierno habían enfatizado anteriormente que Djokovic no recibió un trato preferencial para obtener la exención médica de un panel de funcionarios de salud compuesto por médicos de los campos de inmunología, enfermedades infecciosas y medicina general. Todas las exenciones cumplieron las condiciones establecidas por el Grupo Asesor Técnico Australiano sobre Inmunización (ATAGI). El gobierno australiano se había comprometido previamente a respetar las reglas del proceso de exención, pero al aterrizar en Melbourne, la Fuerza Fronteriza de Australia afirmó que el jugador había solicitado la visa incorrecta para una exención médica.

El gran tenista australiano Rod Laver, que da nombre a la cancha principal del Melbourne Park, advirtió que Djokovic podría enfrentarse a la hostilidad de las multitudes locales, ya que el 93% de ellos de 12 años o más están vacunados. “Creo que podría ponerse feo”, dijo Laver en una entrevista.