MercoPress, in English

Lunes, 24 de enero de 2022 - 17:25 UTC

 

 

Mar del Plata teme impacto ambiental de pozos petroleros offshore

Lunes, 3 de enero de 2022 - 09:44 UTC
La costa atlántica de Mar del Plata: Pesca, turismo o petróleo. ¿Se puede tener todo? La costa atlántica de Mar del Plata: Pesca, turismo o petróleo. ¿Se puede tener todo?

El Gobierno de Argentina emitió una declaración de impacto ambiental para la perforación petrolera en alta mar frente a la costa de Mar del Plata que ha provocado objeciones de los residentes locales, en particular el alcalde Guillermo Montenegro de la oposición Juntos por el Cambio (JxC), mientras que el secretario federal de Energía, Darío Martínez, recibió con beneplácito la decisión.

Martínez dijo que es “un paso fundamental para poner en valor los recursos de hidrocarburos disponibles para el fondo marino argentino y la reafirmación de la soberanía sobre nuestro territorio marítimo”.

“Gracias a un esfuerzo conjunto con las agencias del gobierno nacional y una audiencia pública, con un amplio margen de participación, obtuvimos la declaración de impacto ambiental”, prosiguió Martínez.

El gobierno argentino celebró el otorgamiento de la declaración de impacto ambiental a las áreas de exploración CAN 100, CAN 108 y CAN 114, frente a la costa de Mar del Plata, para el proyecto de adquisición sísmica presentado por Equinor en alianza con YPF y Shell. CAN 100 y 108 se ubican a 307 kilómetros de la costa de Mar del Plata, mientras que CAN 114 está a 443 kilómetros de distancia.

Martínez insistió en que se había dado “un paso fundamental para una producción de gas más viable para los argentinos”. La producción offshore se ha desarrollado en el país desde la década de 1970, con 280 pozos.

Esta declaración de impacto ambiental, junto con la medida adoptada por el Estado nacional a través del Decreto 870/21 que prorroga por hasta dos años el primer período exploratorio de los permisos otorgados en el marco de la Ronda 1, que incluye las Áreas CAN 100, CAN 108 y CAN 114, presagian “un fuerte impulso en la actividad offshore”.

Martínez también dijo que la producción offshore es “una fuente muy importante de reservas de gas, que representan el 18%” del consumo interno. El funcionario subrayó además que “el desarrollo de áreas marinas es contar con una política energética federal que apuesta por potenciar todas las cuencas productivas del país y de esta manera entrelazar con el aparato productivo local los bienes y servicios que serán necesarios para llevar a cabo su producción”.

El Gobierno argentino también destacó que “no se han producido incidentes de carácter ambiental o accidentes con daño a la integridad física de los trabajadores en más de 50 años de desarrollo offshore en Argentina”.

Las declaraciones de Martínez se produjeron luego de que el alcalde de Mar del Plata, Guillermo Montenegro, se pronunciara en contra de los pozos petrolero, que podrían tener un impacto ambiental en un mar tan apreciado por los turistas que ven la ciudad como un balneario. La pesca también puede verse afectada en caso de un derrame de petróleo, lo que supondría otro golpe para el desarrollo económico de la ciudad.

“Desde el Ministerio de Energía, y en sintonía con un gobierno nacional responsable y comprometido, vamos a verificar que todas las operaciones en el marco energético se realicen con los más exigentes estándares internacionales de cuidado ambiental”, dijo Martínez, quien añadió que “este es un paso fundamental para poner en valor los recursos de hidrocarburos que tiene el fondo marino argentino y, con ello, la reafirmación de la soberanía sobre nuestro territorio marítimo”.