MercoPress, in English

Sábado, 13 de agosto de 2022 - 12:29 UTC

 

 

Gobernador de Chubut retrocede en ley minera luego de protestas a gran escala

Martes, 21 de diciembre de 2021 - 09:50 UTC
El gobernador Arcioni convocará ahora a un plebiscito El gobernador Arcioni convocará ahora a un plebiscito

El gobernador de la provincia argentina de Chubut, Mariano Arcioni, anunció este lunes que derogaría la ley de zonificación minera aprobada la semana pasada luego de que los disturbios en Rawson, capital del distrito, resultaron ser una señal demasiado clara de desaprobación entre la población.

Arcioni anunció que, a pesar del asentimiento de su Comité de Desarrollo Económico, Medio Ambiente y Recursos Naturales desde marzo, ahora abrirá “un nuevo proceso de diálogo social”.

El gobernador también dijo que convocará a un plebiscito “para escuchar todas las voces del pueblo”.

”Respeto profundamente a quienes se han manifestado pacíficamente estos días y quiero pedirles que abran una ventana de tiempo (...) para pensar en cómo damos trabajo a quienes no lo tienen, cómo generamos inversiones para industrializar nuestra producción, con qué recursos mejoramos nuestra educación, nuestra seguridad y nuestra salud”, escribió Arcioni en Twitter.

También anunció que su proceso de diálogo social estará dirigido a quienes estén tanto a favor como en contra del proyecto de ley.

El miércoles pasado, la Legislatura provincial aprobó por 14 votos contra 11 la ley de zonificación minera, en medio de protestas seguidas de represión policial, que resultó en múltiples condenas por parte de líderes políticos, sindicales y eclesiásticos.

Horas después, Arcioni promulgó el proyecto de ley que avaló la “diversificación productiva” en dos departamentos del interior provincial, con la autorización de explotación minera sin cianuro.

El proyecto había sido enviado por el Poder Ejecutivo de Chubut a la legislatura en marzo luego de un visto bueno de su Comité de Desarrollo Económico, Medio Ambiente y Recursos Naturales, aunque nunca fue debatido a nivel parlamentario.

La iniciativa contó con el respaldo del Consejo Federal de Minería (Cofemin) considerando que era un “importante paso adelante” que contribuiría al “desarrollo de la industria” en la provincia y en el país.

Sin embargo, la norma también provocó reacciones adversas de parte de la población, que se enfrentó a una dura represión policial, que incluyó heridos, arrestos, heridas de bala y daños en edificios públicos.

Categorías: Política, Argentina.