MercoPress, in English

Miércoles, 5 de octubre de 2022 - 09:44 UTC

 

 

Medicamento anti COVID-19 autorizado en EE UU para quienes no pueden vacunarse

Jueves, 9 de diciembre de 2021 - 22:53 UTC
El tratamiento con Evusheld redujo el riesgo de desarrollar COVID-19 en un 77%, según estudios El tratamiento con Evusheld redujo el riesgo de desarrollar COVID-19 en un 77%, según estudios

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos han autorizado un tratamiento alternativo contra la COVID-19 para pacientes de 12 años o más que no pueden vacunarse por motivos médicos.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) otorgó este miércoles una autorización de emergencia para el uso de Evusheld de AstraZeneca en personas que reaccionan mal a las vacunas.

Sin embargo, la FDA advirtió que Evusheld “no es un sustituto de la vacunación en personas para las que se recomienda la vacuna COVID-19” y solo puede autorizarse para personas con sistemas inmunitarios debilitados o aquellas que no pueden ser vacunadas por razones médicas, tales como fuertes reacciones alérgicas.

La FDA también explicó que el tratamiento puede ser eficaz durante seis meses como prevención ante una posible exposición al virus en personas con alto riesgo de estar en esa situación, como -por ejemplo- trabajadores en hogares de ancianos o prisiones, pero no debe administrarse a quienes ya están infectadas con el SARS-CoV-2.

El medicamento combina dos tipos de anticuerpos sintéticos (tixagevimab y cilgavimab) y se administra en dos inyecciones intramusculares consecutivas. Estos anticuerpos ayudan al sistema inmunológico a combatir el virus al atacar su proteína spike, que le permite ingresar a las células e infectarlas.

Los efectos secundarios a la medicación pueden incluir una reacción alérgica, sangrado en el lugar de la inyección, dolor de cabeza y fatiga, se informó.

La autorización de la FDA se basó en un ensayo clínico en personas no vacunadas mayores de 59 años, con una enfermedad crónica o con alto riesgo de infección. El fármaco se administró a 3.500 personas, mientras que 1.700 recibieron placebo. El tratamiento redujo el riesgo de desarrollar COVID-19 en un 77%.

Dos cócteles de anticuerpos, elaborados por Regeneron y Eli Lilly, están actualmente autorizados para uso preventivo en todo el país, pero solo en personas que han estado expuestas al virus poco antes o que tienen una gran probabilidad de estar expuestas y tienen un alto riesgo de desarrollar un caso severo de la enfermedad.