MercoPress, in English

Martes, 7 de diciembre de 2021 - 06:54 UTC

 

 

Países Bajos: decenas de heridos y detenidos en medio de disturbios contra duras medidas anticovid

Sábado, 20 de noviembre de 2021 - 09:49 UTC
Fue una “orgía de violencia”, dijo Ahmed Aboutaleb. Fue una “orgía de violencia”, dijo Ahmed Aboutaleb.

Decenas de manifestantes fueron heridos o arrestados este viernes en Rotterdam cuando la gente salió a las calles en respuesta a las intenciones del gobierno de imponer medidas duras y restrictivas para frenar el número de casos de COVID-19.

También hubo informes no confirmados de muertes como resultado de la violencia policial.

Decenas de personas fueron arrestadas y siete heridas, incluidos agentes de policía, durante las protestas contra las restricciones del COVID-19 en las que se incendió un coche de policía y se arrojaron piedras a los agentes del orden.

Las protestas estallaron en rechazo a las restricciones del coronavirus y los planes del gobierno para restringir el acceso a algunos sitios para ciudadanos no vacunados.

El alcalde de Rotterdam, Ahmed Aboutaleb, justificó las acciones cuando los policías sacaron sus armas para defenderse en medio de una “orgía de violencia”.

Según un comunicado de la policía local, la manifestación se inició en la calle Coolsingel y “terminó en disturbios. Se declararon incendios en varios lugares. Se lanzaron fuegos artificiales y la policía disparó varios tiros de advertencia”.

Los medios holandeses informaron que cientos de manifestantes arrojaron piedras a los policías y quemaron varias motocicletas eléctricas al grito de gritaron “libertad”.

El primer ministro holandés, Mark Rutte, había anunciado el 12 de noviembre la reintroducción de un confinamiento parcial junto con una serie de restricciones sanitarias para detener la propagación del coronavirus, por lo que los bares y restaurantes deben cerrar a las 8:00 p.m. al menos hasta el 4 de diciembre.

La policía había utilizado un cañón de agua para dispersar a los manifestantes en La Haya el día en que se anunciaron las medidas. El fin de semana pasado la policía también detuvo a 15 personas en una ciudad del norte después de que estallaran enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y cientos de personas indignadas por el cierre anticipado de bares debido a la pandemia. Al menos un vehículo policial fue incendiado durante la protesta, dijo un portavoz de la policía.

Las autoridades locales emitieron una orden de emergencia que prohibió el acceso al área de protesta para evitar más violencia. También se cerró la principal estación de trenes de Rotterdam. “Esta es una situación muy grave que requiere una acción de la más alta prioridad”, dijeron las autoridades locales. “Por eso es necesario emitir esta orden de emergencia para mantener el orden público y proteger la seguridad de las personas”.

Los Países Bajos volvieron a imponer restricciones después de un repunte en los casos de COVID-19 a niveles récord, con más de 21,000 nuevas infecciones reportadas el viernes De acuerdo con las nuevas restricciones, se pidió a las personas que volvieran a trabajar desde casa, a menos que fuera absolutamente necesario hacerlo de otra manera. Se suspendieron los actos públicos y se volvió a jugar al fútbol a puertas cerradas. Sin embargo, las escuelas permanecen abiertas y no existe una prohibición concreta de que las personas abandonen sus hogares.

El gobierno holandés ha dicho que revisaría la situación el 3 de diciembre y estaba considerando prohibir la entrada a bares y restaurantes a personas no vacunadas, aunque el plan enfrenta una fuerte oposición en el parlamento.