MercoPress, in English

Lunes, 29 de noviembre de 2021 - 17:42 UTC

 

 

Chile: Candidato derechista foco de todas las críticas en el último debate presidencial

Martes, 16 de noviembre de 2021 - 19:24 UTC
“Lo estamos haciendo bien y se nota, porque todos los candidatos estaban preocupados por lo que estaba diciendo”, dijo Kast. “Lo estamos haciendo bien y se nota, porque todos los candidatos estaban preocupados por lo que estaba diciendo”, dijo Kast.

El candidato de extrema derecha José Antonio Kast se llevó la mayor parte de las críticas este lunes por la noche durante el último debate televisivo entre los principales candidatos que participarán en las elecciones presidenciales del próximo domingo.

La mayoría de las encuestas coinciden en que habrá una segunda vuelta, programada para el 19 de diciembre, que probablemente enfrentará a Kast contra el candidato de izquierda Gabriel Boric de la coalición Yo Apruebo Dignidad.

El debate alcanzó su punto cúlmine cuando a Kast, del Partido Republicano (PR), se le pidió una explicación de por qué apoyaba la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990). En línea con esta postura, Kast se opone a la homosexualidad y al aborto. Lidera la mayoría de las encuestas, pero no por un margen lo suficientemente amplio como para asegurar una victoria en la primera ronda.

Esa ventaja explicaría por qué fue acorralado en un tono tenso por el resto de los competidores, aunque por ahora lidera las encuestas para suceder a Sebastián Piñera.

“Eres una amenaza para la democracia y el Estado protector”, le dijo a Kast el candidato de izquierda Marco Enríquez-Ominami, quien también lo calificó como “Señor Miedo”.

Boric dijo que los planes de Kast incluyen “una serie de actos discriminatorios que ponen en riesgo avances que han sido sustantivos en materia de derechos humanos”.

Mientras tanto, Yasna Provoste, de la Democracia Cristiana, dijo que es “lamentable que una persona no sepa que en los días previos a las elecciones de 1989 [los pinochetistas] continuaron torturando y encarcelando” gente.

Entre las ideas de Kast en caso de ser elegido está la construcción de una zanja en la frontera norte para evitar el cruce de migrantes, principalmente venezolanos y haitianos. También favorece la detención de opositores a quienes mantendría bajo custodia en lugares distintos a las cárceles siempre que se decrete un estado de excepción.

Kast, que ha apoyado abiertamente las manifestaciones cubanas contra el presidente Miguel Díaz-Canel, definió las elecciones chilenas de 1989 como “democráticas, libres e informadas”, aunque en ese momento Pinochet todavía estaba en el cargo.

El candidato también denunció la existencia de un “lobby gay” que “busca influir en la gente”. También insistió en que un programa educativo que visibiliza a las familias monoparentales es “adoctrinamiento”.

Kast está además en contra del aborto y a favor de terminar con el Ministerio de la Mujer, que debería integrarse en un Ministerio de la Familia.

”No tengo ningún problema con el mundo homosexual (...) Nadie puede decir nunca que he discriminado a alguien“, dijo el abogado de 55 años, quien agregó en una rueda de prensa posterior al debate que ”nos está yendo bien y se nota, porque todos los candidatos estaban preocupados por lo que estaba diciendo“.

”Creo en la democracia, soy demócrata. Si el Congreso aprueba una ley y yo no tengo mayorías, claramente será una ley“, prometió Kast en Twitter.

El ultraconservador, que empezó como candidato menor, se convirtió con el paso de las semanas en uno de los dos favoritos, quitando apoyo a Sebastián Sichel, el elegido de Piñera para competir por su sucesión.

Boric, de 35 años, pidió a todos los votantes de izquierda que se unieran a él. ”Todos nos vamos a necesitar unos a otros. Basta de patear las espinillas”, dijo.

Sichel, el candidato de la coalición de gobierno, también arremetió contra Kast y Boric, presentándose como un centrista que garantizaría la gobernabilidad.

Otros candidatos a la presidencia son el progresista Marco Enríquez-Ominami, Eduardo Artés (izquierda radical) y Franco Parisi, un polémico economista que reside en Estados Unidos y que no estuvo en el debate tras dar positivo por COVID-19.

 

Categorías: Política, Chile.