MercoPress, in English

Lunes, 29 de noviembre de 2021 - 17:52 UTC

 

 

Tribunal chileno confirma condenas contra torturadores de la DINA

Miércoles, 10 de noviembre de 2021 - 09:42 UTC
La naturaleza sexual de los delitos no se había tenido en cuenta en anteriores condenas por violaciones a los derechos humanos. La naturaleza sexual de los delitos no se había tenido en cuenta en anteriores condenas por violaciones a los derechos humanos.

Ex agentes de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINA) de Chile fueron condenados a principios de esta semana por crímenes de lesa humanidad cometidos durante el régimen militar de Augusto Pinochet (1973-1990).

Los imputados fueron condenados a penas de entre seis y diez años y un día de prisión por la Tribunal 6º de Apelaciones de San Miguel, municipio al sur de Santiago, por secuestro, tortura y coacción ilegítima con carácter sexual contra Luz de las Nieves Ayress Moreno a partir de 30 de enero de 1974 y en varios centros de detención.

Los magistrados Carolina Vásquez, Diego Gonzalo Simpertigue y Francisco Ferrada han confirmado así la anterior condena dictada el pasado mes de mayo por la jueza de derechos humanos Marianela Cifuentes Alarcón.

Los imputados eran el ex general del ejército César Manríquez Bravo; el Coronel de Carabineros Ciro Torré Sáez y los Coroneles del Ejército Klaudio Erich Kosiel Hornig, Raúl Pablo Quintana Salazar y Vittorio Orviedo Tiplitzky. Koziel, Quintana y Orvieto fueron los autores del secuestro.

El tribunal superior también aumentó de tres a cinco años de prisión la pena impuesta a los imputados como coautores del delito de coacción ilícita.

Según el abogado Francisco Ugás Tapia del Bufete Caucoto, la decisión de la Corte de Apelaciones de San Miguel fue satisfactoria. A su juicio, la rectificación reveló “una línea jurisprudencial que se está estableciendo en nuestro poder judicial, en cuanto a reconocer la existencia de acoso sexual cometido por agentes del Estado, en perjuicio de las víctimas de la dictadura, y sancionarlas”, un tema que no se había tenido en cuenta en sentencias anteriores.

Además, agregó que el enfoque de género en el proceso por crímenes de lesa humanidad es trascendental a la hora de juzgar debidamente hechos de este tipo.

Luz fue llevada por primera vez al centro clandestino de detención “Londres 38”, una instalación dirigida por el oficial del Ejército César Manríquez Bravo. En febrero de 1974 fue trasladada al centro de detención Tejas Verdes, a cargo del difunto Manuel Contreras, donde cumplían funciones los agentes Klaudio Erich Kossiel, Raúl Pablo Quitnana y Vittorio Orvieto. La víctima también fue trasladada al recinto “Tres Álamos”, y finalmente en marzo de ese año terminó en el Centro de Orientación de la Mujer de Santiago. Luz Ayress vive en el exilio desde diciembre de 1976.

Categorías: Política, Chile.