MercoPress, in English

Martes, 7 de diciembre de 2021 - 06:28 UTC

 

 

Ganaderos brasileños tendrán que cambiar hábitos para cumplir con los objetivos de Glasgow

Viernes, 5 de noviembre de 2021 - 09:41 UTC
“Tendrá que haber planificación, una adaptación a esto”, dijo Mourao. “Tendrá que haber planificación, una adaptación a esto”, dijo Mourao.

Tras la declaración de Glasgow según la cual el mundo -incluida la delegación de Brasil- acordó reducir la emisión de gas metano en un 30% para 2030, los ganaderos brasileños se dieron cuenta de que necesitarán ajustar su trabajo para que el país pueda cumplir con dicho compromiso.

El vicepresidente Hamilton Mourao abordó este tema diciendo que su país tendrá un trabajo duro para lidiar con la emisión de gas metano, generado por el estiércol del ganado.

“El tema del metano está ligado a los excrementos del ganado; tenemos un rebaño de ganado enorme, habrá que planificar una adaptación a esto”, dijo Mourao.

En 2020 Brasil tenía 218 millones de cabezas de ganado, según un informe publicado el mes pasado por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística. Entre 2019 y 2020 el número de cabezas creció un 1,5%, impulsado por un crecimiento en las exportaciones de carne.

El general Mourao es el titular del Consejo Amazónico, organismo integrado por varios ministerios, que establece políticas sobre la selva donde se han multiplicado las explotaciones ganaderas.

“Tenemos un plazo para adaptarnos, una gran parte de los productores ya están trabajando para recolectar el estiércol y luego quemarlo para que no contamine el ambiente”, dijo el vicepresidente.

La devastadora pérdida de bosques es uno de los problemas más expuestos en la COP26, que terminó poniendo el foco de atención en la selva amazónica brasileña y la selva tropical en el Congo, después de que 124 líderes firmaran la 'Declaración de los líderes de Glasgow sobre los bosques y el uso de la tierra'. Brasil entre ellos.

Alcanzar los objetivos de Glasgow requerirá acciones transformadoras, como las que abordó Mourao.