MercoPress, in English

Martes, 7 de diciembre de 2021 - 06:25 UTC

 

 

Firma australiana promete US $ 8 mil millones para el desarrollo de hidrógeno verde en Argentina

Martes, 2 de noviembre de 2021 - 09:24 UTC
“Nuestro país pronto podrá convertirse en uno de los proveedores mundiales” de hidrógeno verde, dijo el presidente Fernández. “Nuestro país pronto podrá convertirse en uno de los proveedores mundiales” de hidrógeno verde, dijo el presidente Fernández.

El Gobierno argentino ha llegado a un entendimiento con una firma australiana líder para avanzar en la producción local de energía limpia. El presidente Alberto Fernández hizo el anuncio este lunes desde Glasgow, donde asiste a la Cumbre del Clima COP26 de la ONU.

Fernández se reunió en Escocia con empresarios de la firma australiana Fortescue, quienes se comprometieron a invertir más de US $ 8 mil millones para producir hidrógeno verde.

Durante el encuentro, Fernández estuvo acompañado por el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, el canciller Santiago Cafiero, la secretaria de Relaciones Económicas Internacionales, Cecilia Todesca, y el asesor de Kulfas Marcelo Kloster.

La compañía estuvo representada por Andrew Forrest (Presidente), Julie Shuttleworth (CEO), Agustín Pichot (Presidente para América Latina), Todd Clewett (Senior Global Manager) y Sebastián Delgui (Regional Manager de Gobierno y Comunidades para América Latina).

Fernández ya había mantenido una reunión vía videoconferencia en noviembre de 2020 con representantes de Fortescue Metals Group, quienes habían manifestado su interés en invertir en Argentina en la generación de energía renovable y la producción de minerales. en el marco de lo que ellos denominan industria verde.

Fortescue inició la prospección en la provincia de Río Negro con miras a la producción de hidrógeno verde a escala industrial, lo que requerirá una inversión de US $ 8.400 millones y generará más de 15.000 empleos directos y entre 40.000 y 50.000 fuentes indirectas de ingresos, se informó.

Se espera que el desarrollo convierta a Río Negro en un polo global de exportación de hidrógeno verde para 2030, con una capacidad de producción de 2,2 millones de toneladas por año, lo que equivale a casi el 10% de la electricidad consumida por Alemania en un año.

Fernández dijo que “Argentina tiene una gran oportunidad por delante y necesita empresas como esta, que inviertan y generen trabajo”. El Mandatario también destacó que “el hidrógeno verde es uno de los combustibles del futuro y nos llena de orgullo que Argentina sea uno de los países que está a la vanguardia de la transición ecológica”.

“Nuestro país pronto podrá convertirse en uno de los proveedores mundiales de este combustible que permitirá reducir drásticamente las emisiones de carbono en el mundo”, prosiguió.

El mandatario también elogió “la responsabilidad social de la empresa de construir con los mejores valores de las comunidades”, y en particular del ex rugbier internacional Agustín Pichot.

“Estamos listos para invertir en Argentina, somos una empresa energética de vanguardia que contrata personas y capacitamos a las personas, y eso es lo que queremos hacer en su país. Estamos aquí para que Argentina sea líder mundial y exportador de energías renovables” señaló Forrest.

El proyecto se desarrollará alrededor de la ciudad de Sierra Grande, que tiene un historial de producción de mineral de hierro. La primera etapa productiva, con una inversión estimada de US $ 7.200 millones, producirá unas 215.000 toneladas de hidrógeno verde, que cubriría el consumo eléctrico de 1,6 millones de hogares, y se extenderá hasta 2028.