MercoPress, in English

Martes, 7 de diciembre de 2021 - 06:03 UTC

 

 

Corte Constitucional de Bolivia declara ilegal la presidencia de Áñez

Domingo, 17 de octubre de 2021 - 09:15 UTC
Un reemplazo temporal no necesariamente tiene que convertirse en presidente, dictaminó la Corte. Un reemplazo temporal no necesariamente tiene que convertirse en presidente, dictaminó la Corte.

El Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) de Bolivia falló este viernes que la juramentación de Jeanine Áñez como presidenta tras la salida del cargo de Evo Morales no estaba justificada ya que “nunca hubo un vacío de poder ni sucesión constitucional” para sostener la autoproclamación.

 El TCP sostuvo que “el reemplazo temporal no significa que el reemplazo asuma el cargo de presidente”, aunque en el momento de los hechos el TCP había validado la decisión de Áñez, quien se se encuentra ahora bajo arresto preventivo desde marzo, enfrentando cargos de “sedición, terrorismo, conspiración y genocidio”, entre otros delitos relacionados con la represión contra manifestantes durante la revuelta de 2019.

En 2019 ya habían renunciado los legisladores Susana Rivero, Margarita Fernández Claure, Adriana Salvatierra y Víctor Borda además del vicepresidente Álvaro García Linera. Así la línea de sucesión pasó a Áñez. En la polémica entre Rivero y Fernández Claure, el TCP había dictaminado a fines de septiembre que “el reemplazo temporal no significa que el reemplazo asuma el cargo de presidente” y Rivero continuaba siendo titular de la Cámara Baja porque su renuncia no había sido aceptada por una sesión plenaria.

Así, Áñez asumió la presidencia luego de ser proclamada sin quórum en un acto en el Senado el 12 de noviembre de 2019, horas después de que Morales abandonara el país en medio de fuertes presiones de la oposición y líderes de las Fuerzas Armadas y la Policía. Permaneció en el cargo hasta el 8 de noviembre de 2020, cuando el actual presidente Luis Arce asumió el cargo después de ganar las elecciones del 18 de octubre.

Áñez enfrenta cargos de genocidio por parte de familiares de las víctimas de la represión del 15 de noviembre de 2019 en Sacaba, cerca de Cochabamba, y del 19 de noviembre en la planta de gas Senkata en El Alto, cerca de La Paz. También está siendo juzgada por sedición, terrorismo y conspiración, así como por incumplimiento de deberes públicos.

Según el comunicado emitido el viernes, ”el TCP dictaminó que la denominada sucesión ipso facto sólo se aplica a la Presidencia del Estado, de acuerdo con el artículo 169 de la Constitución Política del Estado (...) todas las renuncias deben ser tratadas y aceptadas en pleno, aclarando que la sustitución temporal no significa que el sustituto asuma el cargo de Presidente”.

La senadora Áñez era la segunda vicepresidenta de la Cámara Alta en el momento en que asumió el cargo después de que todos los demás en la línea de sucesión habían presentado sus renuncias.

 

Categorías: Política, América Latina.