MercoPress, in English

Viernes, 20 de mayo de 2022 - 10:19 UTC

 

 

Argentina: la oficina de estadísticas reporta que 4 de cada 10 personas son pobres

Lunes, 4 de octubre de 2021 - 19:53 UTC
El último informe del Indec publicado la semana pasada mostró que 18,8 millones de argentinos eran técnicamente pobres. (Foto TELAM) El último informe del Indec publicado la semana pasada mostró que 18,8 millones de argentinos eran técnicamente pobres. (Foto TELAM)

Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) de Argentina muestran que el índice de pobreza se ha revertido un magro 1,4% durante el primer semestre de 2021.

Representa una lenta recuperación del 42% registrado en el semestre anterior, pero aún lejos del 32,2% de hace cinco años e incluso más lejos del 24,7% de hace una década.

Las proyecciones del informe del Indec publicado la semana pasada muestran que 18,8 millones de argentinos son técnicamente pobres, lo que significa que sus ingresos son insuficientes para cubrir los gastos básicos. Entre este grupo, casi cinco millones ni siquiera pueden comprar alimentos y deben recurrir a comedores gratuitos u otro tipo de ayudas.

A mediados de año, el ingreso mensual per cápita del estrato más bajo de los argentinos rondaba los AR $ 5.675 (unos US $ 31, al tipo de cambio no oficial, que es el único disponible para la mayor parte de la sociedad). Por otro lado, el grupo de argentinos con mayores recursos tenía un ingreso promedio mensual de $ 142.116 pesos (alrededor de US $ 785 según los mismos estándares).

Buenos Aires, la ciudad más rica del país, también mostró inseguridad alimentaria, ya que el 7,5% de los hogares no podían estar seguros de su suministro diario de alimentos, según el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina. Esa cifra se elevaba al 27,6% de los hogares de las zonas desfavorecidas en la periferia de la ciudad capital.

“En contextos altamente inflacionarios, la mayor proporción del gasto en alimentos implica una mayor dificultad para alcanzar un consumo adecuado... Esta menor capacidad para acceder a los alimentos se traduce en situaciones de inseguridad alimentaria. Sin duda, como muestra el estudio, el problema hubiera sido mucho más grave sin los programas -públicos y privados- de asistencia alimentaria”, destacó el Observatorio en un informe.

Según Indec, se puede notar una leve reactivación de la economía luego de levantar la mayoría de las restricciones debidas al COVID-19, pero la mejora apenas llega a los sectores más vulnerables, quienes dependen de subsidios estatales para su supervivencia.

Una inflación interanual elevada (51,4%) juega un papel clave en la desaceleración del regreso a niveles prepandemicos.

”El valor que conocíamos hoy es un descenso relativamente pequeño, lo que nos deja en valores mucho más altos que antes de la pandemia. Esta es una característica de Argentina, que al final de sus diferentes crisis se queda con un piso de pobreza más alto que el que tenía antes”, explicó el economista Leo Tornarolli del Centro de Estudios Distributivos, Laborales y Sociales (Cedlas) de la Universidad Nacional de La Plata.

“En los próximos seis meses se espera que la pobreza atraviese el 40% debido a la normalización de la situación de salud y los estímulos que se están dando por el proceso electoral. El Gobierno tiene que recuperar su imagen y está aumentando el gasto, lo que reducirá la pobreza en el corto plazo, pero nada garantiza que así sea el próximo año”, agregó.

Los grupos de activistas sociales demandan más fondos, pero también fuentes de trabajo, ya que el 9,6% de la población está desempleada y otro tanto está subempleado, lo que significa que trabaja menos horas de las que podría.

Después de años de una fuerte caída en el poder adquisitivo del dinero, tener un trabajo de tiempo completo no asegura un ingreso por encima del umbral de pobreza. En tres años y medio, 7 millones de personas cayeron en la pobreza, a un ritmo de 5.500 individuos diarios.

Según cifras del Indec, hay 18,5 millones de personas viviendo en hogares pobres en Argentina. La falta de vivienda ha alcanzado el 10,7% de la población ó 4,9 millones de personas, un aumento de 0,2 respecto a 2020. Son personas que viven en hogares donde el costo de la Canasta Básica de Alimentos (CBA) para sus miembros es inalcanzable, lo que significa que las personas carecerán del mínimo de calorías necesarias para evitar una situación de desnutrición. Más de 150.000 personas cayeron en esta situación durante el año pasado.

Entre junio de 2020 y junio de 2021, el salario promedio aumentó solo un 43%, perdiendo un 7,2% frente a la inflación. Pero, por otro lado, el empleo se recuperó en el segundo trimestre de este año en comparación con el mismo trimestre de 2020. Se registró que casi 12 millones de personas tenían un empleo, frente a los 9,5 millones del año anterior.

Según el informe del Indec, la brecha entre los hogares pobres y el valor de la Canasta Básica Total fue del 40%, frente al 41,9% del semestre anterior. Y entre los grupos de edad, la pobreza golpea al 54,3% de los niños hasta los 14 años. Entre los 12 y los 17 años se eleva al 57,8%. Casi dos de cada diez adolescentes en Argentina están expuestos a la desnutrición.

 

Categorías: Economía, Política, Argentina.