MercoPress, in English

Jueves, 20 de enero de 2022 - 15:08 UTC

 

 

La migración irregular y el narcotráfico en la frontera entre Bolivia y Chile sigue siendo motivo de preocupación

Viernes, 1 de octubre de 2021 - 09:43 UTC
Chile ordenó el despliegue de tropas adicionales de Carabineros para vigilar a los inmigrantes indocumentados Chile ordenó el despliegue de tropas adicionales de Carabineros para vigilar a los inmigrantes indocumentados

Mientras el delegado presidencial de Chile en Tarapacá, Miguel Ángel Quezada, acusó este jueves a Bolivia de “no hacer ningún esfuerzo” para evitar el paso de migrantes irregulares –muchos a pie– por la frontera común, las autoridades de ambos países han conformado cuatro grupos de trabajo para coordinar la lucha contra el narcotráfico en el área.

Los cuatro equipos también abordarán el lavado de dinero resultante de la distribución ilegal de narcóticos, anunció este jueves el viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas de Bolivia, Jaime Mamani.

Quezada afirmó en una entrevista radial que Bolivia no ayudaba a Chile a controlar el flujo irregular de migrantes, especialmente venezolanos y que el negocio de los “coyotes” iba en aumento.

En ese escenario, Quezada justificó el asentamiento de un campamento de Carabineros en Colchane anunciado el miércoles por el ministro del Interior, Rodrigo Delgado. El objetivo de aumentar la presencia policial en la zona es garantizar que los agentes se turnen para mantener controles fronterizos las 24 horas.

“Tenemos 300 kilómetros de frontera con Bolivia, y Bolivia no hace ningún esfuerzo para que la gente no cruce”, insistió Quezada. En su opinión, el control migratorio es “un desafío para América del Sur”.

Pero dado que la mayoría de los migrantes son venezolanos, Quezada también apuntó a ”la crisis social, económica y política de la dictadura de (el presidente venezolano Nicolás) Maduro”.

Chile se ha visto afectado por casos de violencia xenofóbica en las últimas semanas debido a la llegada de decenas de venezolanos necesitados. “Tenemos que entrar en una discusión sobre lo que queremos para Chile en el tema migratorio”, enfatizó Quezada.

Mientras tanto, Mamani explicó también en una entrevista radial que el narcotráfico no se detiene en las fronteras. “Hoy comenzó la undécima reunión de la Comisión Mixta Bolivia-Chile sobre drogas y temas afines. El problema del narcotráfico es un problema multilateral y multidimensional que forma parte del crimen organizado transnacional y que afecta al mundo entero”, subrayó.

También explicó que se conformaron cuatro grupos de trabajo para manejar un intercambio permanente de información sobre nuevas tendencias y rutas para el tráfico de sustancias controladas, coordinando operaciones simultáneas en las regiones fronterizas, junto con el control conjunto de las operaciones de cambio de divisas, entre otras tareas.

Categorías: Política, América Latina, Chile.