MercoPress, in English

Sábado, 4 de diciembre de 2021 - 13:41 UTC

 

 

Argentina y Brasil ampliarán el desarrollo de vacunas de ARNm COVID-19

Jueves, 23 de setiembre de 2021 - 10:05 UTC
El mundo está virando hacia vacunas de ARNm también en América del Sur El mundo está virando hacia vacunas de ARNm también en América del Sur

Mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha suspendido el proceso de aprobación de la vacuna Sputnik V contra la COVID-19 desarrollada en Rusia, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha elegido a Argentina y Brasil para expandir la fabricación de inmunizadores de ARNm.

Según informes, la OMS ha detectado fallas con respecto a la “contaminación cruzada” durante una visita a la planta rusa en Ufa, lo que llevó a la suspensión del proceso de aprobación en espera de una inspección adicional.

En una conferencia de prensa de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), una rama regional de la OMS, el subdirector Jarbas Barbosa dijo que se descubrieron varias violaciones de fabricación de la vacuna Sputnik V durante una inspección de la OMS en Rusia en mayo. La OMS informó anteriormente que había encontrado múltiples violaciones y tenía preocupaciones relacionadas con la “implementación de medidas adecuadas para mitigar los riesgos de contaminación cruzada” en una fábrica de la empresa Pharmstandard en la ciudad rusa de Ufa.

Pero la planta ha dicho que ya había resuelto esos problemas y que los inspectores no habían cuestionado la seguridad o eficacia de la vacuna. Expertos independientes citados por The Moscow Times han advertido que las fallas podrían comprometer la calidad del producto, mientras que la OMS ha sugerido que se requerirían más inspecciones de las instalaciones.

Rusia solicitó la aprobación tanto de la OMS como de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) en febrero, luego de la publicación de una investigación en la revista médica líder The Lancet que mostró que la vacuna tiene una efectividad del 91.6%.

Este paso es clave no solo para aumentar la legitimidad de la vacuna rusa, la primera contra el coronavirus que se anunció en todo el mundo el año pasado, sino también para quienes la recibieron y aún no pueden viajar a Europa y otros destinos que requieren drogas validadas por la OMS o por la EMA para los viajeros que llegan. El jefe de estrategia de vacunas de la EMA, Marco Cavaleri, dijo que el plazo para la aprobación final era “incierto”.

En tanto, la OPS ha elegido a Argentina y Brasil para crear dos centros de desarrollo con el fin de incrementar la producción de vacunas con tecnología de ARN mensajero (ARNm) y así reducir las brechas en el acceso a inoculantes contra el coronavirus en la región, anunció Barbosa en conjunto con el científico jefe de la OMS, Soumya Swaminathan.

La empresa privada Sinergium Biotech fue seleccionada como el centro en Argentina para desarrollar y fabricar los ingredientes activos para la vacuna en sociedad con mAbxience que produce la vacuna AstraZeneca en el país y pertenece al mismo grupo.

El anuncio se hizo este miércoles durante una reunión virtual de la OPS sobre transferencia de tecnología para la producción de vacunas de ARNm en las Américas, a la que asistieron la ministra de Salud de Argentina, Carla Vizzotti, y la directora de la OPS, Carissa Etienne.

Vizzotti destacó este tipo de iniciativas que ponen en juego la articulación entre el sector público y privado, junto con organismos internacionales. “Nuestra región cuenta con las capacidades esenciales necesarias para expandir la producción regional y reducir brechas en el acceso a las vacunas, así como a otros insumos estratégicos que sufren nuestros países”, dijo.

Según datos de la OPS, la región fue la más afectada por la COVID-19 a nivel mundial hasta la fecha, con 87,6 millones de casos registrados y más de 2,16 millones de muertes. La distribución de vacunas sigue siendo desigual y pocos países de la región alcanzaron la meta de vacunación del 40% de la población establecida por la OMS.

Mientras tanto, en Brasil, el nuevo desarrollo desarrollo ha sido encomendado al Instituto de Tecnología en Inmunología Bio-Manguinhos, que forma parte de la Fundación Oswaldo Cruz (FIOCRUZ).

Las vacunas de ARNm de coronavirus, como Pfizer y Moderna, instruyen a las células a producir una porción inofensiva de lo que se conoce como “proteína Spike” que está presente en la superficie del virus que causa Covid-19.

Sputnik V no es un fármaco de ARNm.