MercoPress, in English

Domingo, 22 de mayo de 2022 - 07:54 UTC

 

 

El Secretario General de la ONU insiste en una mayor solidaridad mundial

Miércoles, 22 de setiembre de 2021 - 10:00 UTC
“La solidaridad está ausente, justo cuando más la necesitamos”, enfatizó Guterres. “La solidaridad está ausente, justo cuando más la necesitamos”, enfatizó Guterres.

El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, hizo sonar este martes la alarma durante su discurso en la 76ª Asamblea General en la ciudad de Nueva York, cuando dijo que el mundo “nunca había estado tan amenazado ni tan dividido”.

El portugués Guterres insistió en que “el mundo debe despertar; Estamos al borde de un abismo y avanzamos en la dirección equivocada“, sostuvo.

Guterres habló de “la mayor crisis de nuestra vida”. Señaló que “la pandemia de Covid-19 ha exacerbado las desigualdades flagrantes; la crisis climática está golpeando al planeta”, subrayó en su análisis sombrío de la actualidad mundial, caracterizada por la falta de unidad en la respuesta tanto a la pandemia de COVID-19 como al cambio climático en medio de crecientes desigualdades, además de las crisis en lugares como Afganistán, Yemen o Etiopía.

Asimismo, Guterres e instó a Estados Unidos y China a resolver sus diferencias a través del diálogo.

”Me temo que nuestro mundo se está moviendo hacia dos conjuntos diferentes de reglas económicas, comerciales, financieras y tecnológicas, dos enfoques divergentes en el desarrollo de la inteligencia artificial y, en última instancia, dos estrategias militares y geopolíticas diferentes“, dijo Guterres.

“Esta es una receta para problemas. Sería mucho menos predecible que la Guerra Fría. Para restaurar la confianza e inspirar esperanza, necesitamos cooperación”, agregó.

“Necesitamos dialogar. Necesitamos comprensión, necesitamos invertir en la prevención, mantenimiento y consolidación de la paz. Necesitamos avances en el desarme nuclear y en nuestros esfuerzos por combatir el terrorismo. Necesitamos acciones ancladas en el respeto a los derechos humanos”, prosiguió.

Guterres insistió en que el mundo se enfrenta a un ”callejón sin salida“ y que ”este es nuestro momento; un momento de transformación; una era para reavivar el multilateralismo; una era de posibilidades. Restablezcamos la confianza. Inspiremos esperanza“.

Además de la pandemia de COVID-19, el Secretario General de la ONU también destacó los numerosos conflictos armados en todo el mundo y los esfuerzos de su organización por la paz, que incluyen la búsqueda de soluciones a los diferendos.

En opinión de Guterres, la igualdad de las mujeres es esencialmente una cuestión de poder. Si queremos resolver los problemas más difíciles de nuestro tiempo, debemos transformar urgentemente nuestro mundo dominado por los hombres y cambiar el equilibrio de poder, explicó.

También insistió en la necesidad de luchar contra el cambio climático reduciendo la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera. Habló claramente de una emergencia planetaria y llamó a las naciones más contaminantes a contribuir a una mejora en esta materia.

Guterres también hizo referencia a la brecha entre países ricos y pobres, y destacó que las naciones africanas son las que más sufren esta situación. “Debemos mostrar a los niños, a los jóvenes, que, a pesar de la gravedad de la situación, el mundo tiene un plan y que los gobiernos están comprometidos con su implementación”, dijo al pedir solidaridad global para que las naciones menos favorecidas puedan salir de la pobreza más rápidamente con una distribución más equitativa de la riqueza.

”Los derechos humanos están bajo fuego. La ciencia está bajo ataque. Y los socorristas económicos para los más vulnerables llegan muy poco y demasiado tarde ... si llegan. La solidaridad está ausente, justo cuando más la necesitamos”, enfatizó.

“La interdependencia es la lógica del siglo XXI. Y es el principio básico de las Naciones Unidas. Este es nuestro momento. Un momento de transformación. Una era para revivir el multilateralismo. Una era de posibilidades. Recuperemos la confianza. Inspiremos esperanza. Y comencemos ahora mismo ”, concluyó.