MercoPress, in English

Lunes, 29 de noviembre de 2021 - 18:29 UTC

 

 

Deuda del gigante chino Evergrande esparce temores en mercados mundiales

Martes, 21 de setiembre de 2021 - 09:17 UTC
Una crisis financiera mundial está a punto de producirse o de evitarse Una crisis financiera mundial está a punto de producirse o de evitarse

A medida que las deudas del grupo chino Evergrande a niveles que algunos asemejan a la crisis de Lehman Brothers de 2008, los mercados de todo el mundo han comenzado a prepararse para lo peor a pesar de las pocas señales de aliento en el sentido opuesto.

Sin embargo, los mercados asiáticos se estabilizaron la madrugada del martes, aunque la crisis de Evergrande continuó poniendo nerviosos a los inversores en medio de los temores sobre su posible colapso, mientras que un endurecimiento de su política monetaria por parte de la Reserva Federal de EE. UU., junto con un número creciente de infecciones por COVID-19, siguen postergando la tan ansiada recuperación mundial.

Además, hubo preocupaciones el lunes de que Estados Unidos podría no cumplir con sus próximos pagos de deuda, lo que significaría un desastre en los mercados financieros, donde reina la incertidumbre.

Con Evergrande sumido en deudas por más de 300.000 millones de dólares e intereses que vencen el próximo jueves, la mayoría de los expertos esperan que la empresa no cumpla con los pagos, aunque tendría un período de gracia de 30 días.

Feriados nacionales chinos el lunes y martes han contribuido a la confusión derivada de las estrictas nuevas reglas de Beijing que impiden que la compañía termine sus desarrollos y obtenga efectivo mediante ventas.

Aparte de Evergrande, esta semana el foco está en la última reunión de política de la Fed, y los observadores predicen que establecerá su calendario para reducir el vasto programa de flexibilización monetaria de compra de bonos que ha sido un factor clave de la recuperación global durante más de un año.

Los tres índices principales de Wall Street terminaron en números rojos este lunes. Existe una creciente preocupación de que los legisladores estadounidenses no lleguen a un acuerdo para aumentar el techo de la deuda del país para mantener al gobierno en funcionamiento y pagar sus facturas, con los republicanos en contra de la medida.

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, advirtió en un artículo para The Wall Street Journal que un incumplimiento “probablemente precipitaría una crisis financiera histórica que agravaría el daño de la continua emergencia de salud pública”.

En este escenario, las acciones argentinas que cotizan en las Bolsas de Valores de Buenos Aires y Nueva York iniciaron la semana con una fuerte caída, de hasta 9%, impactadas tanto por factores locales como externos. Hace apenas una semana, la Bolsa de Comercio de Buenos Aires había alcanzado un récord de 83.923 puntos, pero la crisis política que estalló en el Gobierno afectó el ánimo de los inversionistas y provocó que la actividad bursátil local comenzara a declinar.

Sin embargo, en lo que va de 2021, el panel líder de la Bolsa de Valores local mantiene una ganancia del 46,6% en pesos y del 11% en dólares. Por su parte, el índice de Riesgo País de Argentina, medido por el banco JP Morgan, subió 23 unidades este lunes, a 1.535 puntos básicos.

Las acciones de Evergrande se desplomaron un 10,63% el lunes en la Bolsa de Valores de Hong Kong, alcanzando su punto más bajo en más de 11 años, debido a los temores de quiebra.

Evergrande se fundó en la década de 1990 y creció exponencialmente durante el boom inmobiliario chino, pero su situación se vio agravada por las restricciones impuestas por China. Evergrande es el segundo desarrollador inmobiliario más grande de China y del mundo: emplea a unas 200.000 personas directamente y genera más de un millón de puestos de trabajo a través de subcontratistas.