MercoPress, in English

Domingo, 19 de setiembre de 2021 - 17:16 UTC

 

 

Embajador de Paraguay en Cuba muere por COVID-19

Martes, 14 de setiembre de 2021 - 08:52 UTC
Cano Radil era embajador desde 2015 Cano Radil era embajador desde 2015

El embajador de Paraguay en Cuba, Bernardino Cano Radil, falleció por COVID-19 en La Habana, se informó este domingo. Tenía 65 años.

Cano Radil se había destacado por fortalecer los lazos de Paraguay con Cuba, donde se desempeñaba como embajador desde 2015. El diplomático había sido hospitalizado la semana anterior por complicaciones de la enfermedad.

Su carrera política incluye ser diputado nacional, llegando incluso a ser vicepresidente de la Cámara. También fue miembro de la convención que redactó una nueva Constitución en 1992.

Además, fue representante del Ministerio de Relaciones Exteriores ante la Entidad Binacional Yacyretá, así como miembro de la Junta de Gobierno del Partido Colorado.

También tuvo una carrera académica en universidades tanto de Paraguay como de Argentina.

El vicecanciller Marcelo Scappini recordó la “larga trayectoria pública, su sólida formación académica, sus convicciones democráticas y su militancia política” de Cano Radil, señalando que “fue un luchador por la libertad y la democracia en Paraguay”.

Cuba atraviesa actualmente una delicada situación de salud, además de un clima político sin precedentes con manifestaciones sofocadas en julio, todo combinado con la destrucción natural de la temporada de huracanes.

El Ministerio de Salud de Cuba informó el sábado 8,035 nuevos casos de COVID-19 para un total de 737,168 infecciones desde el inicio de la pandemia que ya causó 6,219 muertes.

El país caribeño de 11,2 millones de habitantes tiene una de las tasas de incidencia más altas de la última quincena con una tasa de hospitalización de 979 / 100.000.

Mientras Cuba está desarrollando sus propias vacunas contra la COVID-19, los profesionales de la salud insisten en que las condiciones en los centros médicos están lejos de ser buenas, mientras que el gobierno culpa por la falta de medicamentos y equipos al endurecimiento de las sanciones económicas de Estados Unidos.

Cinco personalidades han muerto por COVID-19 en Cuba en los últimos días.