MercoPress, in English

Domingo, 19 de setiembre de 2021 - 16:19 UTC

 

 

Uruguay negocia un acuerdo de libre comercio con China y confía en que no afectará al Mercosur

Miércoles, 8 de setiembre de 2021 - 09:59 UTC
 “No estábamos dispuestos a quedarnos quietos si los demás no avanzan”, señaló Lacalle “No estábamos dispuestos a quedarnos quietos si los demás no avanzan”, señaló Lacalle
El expresidente uruguayo Sanguinetti destacó el significado de la disposición de China a negociar El expresidente uruguayo Sanguinetti destacó el significado de la disposición de China a negociar

El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, anunció este martes que su país había iniciado negociaciones con China para alcanzar un Tratado de Libre Comercio (TLC), que muchos consideran como el principio del fin del Mercosur.

El mandatario convocó a los representantes de todos los partidos políticos con representación parlamentaria a la Torre Ejecutiva para transmitirles la noticia y explicarles que se había recibido una respuesta formal positiva del gobierno chino.

Lacalle destacó que el tema iba más allá de un gobierno y que se trataba en verdad de una política de Estado que, de lograrse, trascendería su mandato. De ahí el llamado a que todas las fuerzas políticas estuvieran representadas.

El jefe de Estado insistió en la voluntad histórica de Uruguay de pertenecer al Mercosur y, al mismo tiempo, de ampliar sus fronteras. “Este gobierno ha manifestado desde hace tiempo su intención de avanzar hacia el mundo con todos los socios del Mercosur, pero al mismo tiempo, se ha dicho que si no fuera posible, Uruguay lo intentaría”, dijo.

”Siempre dijimos que el Mercosur tiene más poder de negociación en su conjunto, pero no estábamos dispuestos a quedarnos quietos si los demás no avanzan“, prosiguió Lacalle.

El presidente uruguayo también señaló que se informó al gobierno de Argentina sobre los últimos acontecimientos. Lacalle y su colega argentino Alberto Fernández habían tenido una acalorada discusión durante una cumbre virtual del Mercosur a principios de este año, pero ambos líderes se reunieron cara a cara en Buenos Aires días atrás para arreglar las cosas.

En este escenario, Lacalle esperaba que los nuevos pasos de su gobierno no afectaran las relaciones bilaterales con Argentina y explicó que no se necesitaba la aprobación parlamentaria de los demás países del Mercosur para que Uruguay firmara este tratado con China.

El siguiente paso para la negociación del TLC es la finalización del estudio de viabilidad, que China espera tener poco antes de fin de año. ”Uruguay tiene prisa, porque cada día que pasa es un día perdido“, dijo Lacalle Pou, pero agregó que las prisas no pueden llevar a errores.

”Veremos quiénes son los ganadores y los perdedores de este acuerdo y si hay medidas compensatorias“, agregó Lacalle.

Al salir de la reunión, el senador Guido Manini Ríos de Cabildo Abierto dijo: ”Mi opinión es que los títulos no son el centro de la cuestión, sino lo que contiene este tratado, esperemos y tengamos confianza“.

El expresidente Julio María Sanguinetti destacó la voluntad de China de iniciar una negociación con Uruguay, ”que no es solo un mensaje para nosotros, sino también para el Mercosur“.

”Este es un paso muy importante por lo que China significa, políticamente para nosotros, y esto no significa de ninguna manera la voluntad de entrar en una situación fracturada con Mercosur, sino de mantener abierto el diálogo”, agregó Sanguinetti.

China es el principal destino de las exportaciones uruguayas. En los primeros ocho meses del año, las ventas sumaron US $ 1.568 millones, un 63% más que en el mismo período de 2020. El principal producto de exportación fue la carne vacuna, que creció 205% y representó el 60% de las exportaciones totales de Uruguay, según un informe de Uruguay XXI emitido la semana pasada.

El mes pasado, las exportaciones a China ascendieron a US $ 233 millones, lo que significó un crecimiento del 52% respecto al mismo mes de 2020.