MercoPress, in English

Lunes, 25 de octubre de 2021 - 10:54 UTC

 

 

Surge nueva disputa de límites entre Chile y Argentina

Lunes, 30 de agosto de 2021 - 10:30 UTC
“Si no llegamos a un acuerdo, hay muchos otros instrumentos a nivel internacional”, dijo Piñera. “Si no llegamos a un acuerdo, hay muchos otros instrumentos a nivel internacional”, dijo Piñera.

Una nueva controversia con respecto a las fronteras entre Chile y Argentina ha surgido luego de la emisión de cartas que supuestamente violan un tratado de 1984.

“Lo que está haciendo Chile es ejercer su derecho y declarar su plataforma continental”, dijo este domingo el presidente de Chile, Sebastián Piñera. “Lo que estamos haciendo como gobierno es un proceso de continuidad de política exterior y esperamos en noviembre enviar a la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de Naciones Unidas la plataforma continental al oeste de la península antártica”, agregó.

La declaración de Piñera se produjo después de que Argentina argumentara que Chile tenía la intención de apoderarse de “una parte de la plataforma continental argentina y una extensa área del lecho marino y oceánico, un espacio marítimo que forma parte del Patrimonio Común de la Humanidad de acuerdo con la Convención de las Naciones Unidas sobre la Ley del Mar”.

El mandatario chileno también dijo que “habrá que ver cómo se soluciona y el primer camino es el diálogo. Estamos absolutamente abiertos, por eso lo hemos discutido con el presidente (Alberto) Fernández cuando visitó Chile, para buscar vías de diálogo para resolver este tema. Si no llegamos a un acuerdo, hay muchos otros instrumentos a nivel internacional“.

Leer también: Argentina y Chile acuerdan dialogar sobre diferencias en la plataforma continental al sur de Cabo de Hornos

La Cancillería argentina dijo el sábado que la medida del gobierno chileno de proyectar su plataforma continental al este del meridiano 67º 16 '0 ”claramente no coincide con el Tratado de Paz y Amistad concluido entre los dos países en 1984“ y recordó que los límites a las operaciones marítimas de Argentina fueron aprobadas por unanimidad por el Congreso con base en una definición elaborada por Naciones Unidas.

El Gobierno de Argentina se enteró de los nuevos desarrollos cuando se publicaron el 23 de agosto en el Boletín Oficial de Chile, relacionados con los espacios marítimos. ”Esta medida tiene como objetivo proyectar la plataforma continental al este del meridiano 67º 16'0, lo que claramente no se ajusta al Tratado de Paz y Amistad firmado por ambos países en 1984“, señaló un comunicado difundido este sábado por la Cancillería.

Asimismo, destacó que ”el límite exterior de la plataforma continental argentina en esta zona se refleja en la Ley Nacional 27.557, aprobada el 4 de agosto de 2020 por unanimidad en ambas Cámaras del Congreso y promulgada el 24 de agosto de ese mismo año“.

El documento también señaló que ”dicha ley no hace más que recoger en norma interna la oportuna presentación realizada por el Gobierno argentino sobre dicha área ante la Comisión de Límites de la Plataforma Continental (CLPC)”.

Esta presentación está totalmente en línea con el Tratado de Paz y Amistad y fue aprobada sin cuestionamiento por dicha Comisión con el propósito de establecer un límite marítimo definitivo y obligatorio de acuerdo con la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (Convemar). Ni la presentación ni la decisión de la Comisión fueron impugnadas por Chile”, explicó la Cancillería argentina.

“La medida intentada por Chile busca apropiarse de parte de la plataforma continental argentina y de una extensa área del lecho marino y oceánico, un espacio marítimo que forma parte del Patrimonio Común de la Humanidad de acuerdo con la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar”, agregó.

Mientras tanto, voces de diversas partes del espectro político chileno apoyaron a Piñera.

El canciller chileno Andrés Allamand dijo que su país “ha señalado anteriormente que la media luna solicitada por Argentina era inaplicable”, mientras que el ex canciller Heraldo Muñoz defendió las nuevas cartas náuticas.

El ex embajador de Chile en Buenos Aires, José Antonio Viera-Gallo, explicó que este conflicto es una diferencia objetiva que está contemplada en la convención del mar, pero no existe un mecanismo para resolverlo.

El diputado Jaime Naranjo, quien preside la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara, insistió en que el conflicto debe resolverse mediante el diálogo y no mediante el enfrentamiento.

El senador Kenneth Pugh, por su parte, sostuvo que no era aceptable que las autoridades argentinas alegaran que Chile se estaba apoderando de “algo que nos pertenece según el derecho internacional; Chile es el país más austral del mundo y defenderemos nuestros derechos, con voluntad y determinación”, enfatizó.