MercoPress, in English

Domingo, 19 de setiembre de 2021 - 16:14 UTC

 

 

Chile abrirá fronteras a ciudadanos y residentes extranjeros vacunados a partir de la próxima semana

Sábado, 24 de julio de 2021 - 09:14 UTC
Chile diferencia claramente entre quienes están vacunados y quienes no Chile diferencia claramente entre quienes están vacunados y quienes no

El Gobierno de Chile ha anunciado que abrirá las fronteras del país el 26 de julio para ciudadanos y residentes extranjeros vacunados. El país cerró por completo sus fronteras el pasado mes de abril y hasta ahora ha exigido a cualquier persona que ingresara al país que observe una cuarentena obligatoria en un hotel sanitario, medida que seguirá vigente para los no vacunados.

Actualmente el 86% de la población objetivo ha recibido al menos una dosis y 11,9 de los 19 millones de habitantes ya han recibido el tratamiento completo, principalmente con Coronavac, y en menor medida con los fármacos Pfizer, AstraZeneca y Cansino.

Los beneficiados con la nueva decisión deben haber sido vacunados más de 14 días antes de su llegada. La entrada de viajeros extranjeros seguirá prohibida, salvo algunas excepciones.

Los ciudadanos chilenos y residentes extranjeros que no estén vacunados, seguirán sujetos a las normas ya vigentes. Pero salir de Chile solo está permitido para quienes vayan a residir permanentemente en el exterior, quienes vayan a realizar tareas fundamentales para el país, o a realizar labores humanitarias o viajen por motivos de salud.

“Para las personas con pase de movilidad habilitado al momento de ingresar al país, el aislamiento por 10 días será en casa” en vez de en un hotel, anunció la subsecretaria de Salud, Paula Daza.

Tras una grave segunda ola de coronavirus que puso contra las cuerdas al sistema hospitalario entre marzo y junio, la pandemia ha comenzado a amainar y los vacunados gozan de mayores ventajas, como acceder a gimnasios, teatros, cines y centros para mayores.

“Hay evidencia de una disminución de nuevos casos confirmados, pero no consideramos que el virus haya sido derrotado y se deben mantener todas las medidas”, dijo el ministro de Salud, Enrique Paris.

La positividad nacional ha estado durante más de dos semanas por debajo del 5%, el umbral establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para considerar la pandemia controlada.

No obstante, Chile está estudiando aplicar una tercera dosis de vacuna para evitar nuevos brotes, sobre todo por miedo a la nueva variante Delta, más contagiosa.