MercoPress, in English

Lunes, 20 de setiembre de 2021 - 16:45 UTC

 

 

La profecía del presidente argentino se hace realidad, pero peor

Jueves, 15 de julio de 2021 - 09:55 UTC
La Primera Dama Fabiola Yáñez celebró el miércoles su 40 cumpleaños mientras Argentina cruzaba la barrera de las 100.000 muertes La Primera Dama Fabiola Yáñez celebró el miércoles su 40 cumpleaños mientras Argentina cruzaba la barrera de las 100.000 muertes
Primera Dama Fabiola Yañez durante su cumpleaños
Primera Dama Fabiola Yañez durante su cumpleaños

El presidente argentino Alberto Fernández, quien había dicho a comienzos de la pandemia de coronavirus que preferiría tener un 10% de nuevos pobres en lugar de 100.000 muertes, ahora se enfrenta a su profecía.

El Ministerio de Salud anunció este miércoles que la cifra de muertos por covid-19 había llegado a 100.250, después de que 614 personas murieran a causa de la enfermedad en las 24 horas anteriores. El número de víctimas mortales se ha duplicado desde el pasado 12 de febrero, cuando se traspasó el umbral psicológico de 50.000 muertes.

En cuanto a los nuevos pobres, no hay datos oficiales, pero con el número de pymes que han cerrado y las personas que han perdido sus trabajos o fuentes de ingresos, quizás un 10% sea, después de todo, otra subestimación de un jefe del ejecutivo que no alcanza a ver violaciones a los derechos humanos en Venezuela y ha admitido no saber lo que pasaba en Cuba.

“Prefiero tener un 10 por ciento más de pobres y no 100.000 muertos en Argentina”, había dicho Fernández en abril de 2020 en una entrevista con Jorge Fontevecchia para el diario Perfil.

“De la muerte no se vuelve; de los problemas económicos, sí. Siempre doy el mismo ejemplo. El año anterior a la toma de posesión con (el ex presidente) Néstor (Kirchner), en 2003, la economía había caído 11 puntos. Once por ciento de caída en el PIB, 57 puntos de pobreza, 25 puntos de desempleo, y regresamos. Todo se puede recuperar, lo que no puedo recuperar es una vida”, había dicho.

Según informes de prensa no oficiales, el país ha logrado sobradamente ese 10% de más pobres, por lo que al final, no fue una cosa ni la otra. Fueron ambas, en un combo que dejó al 45% de los argentinos detrás de la línea de pobreza, mucho más que el 10% pronosticado por el presidente y un aumento del 30% de pobreza desde que asumió el cargo en diciembre de 2019.

Desde el inicio de la pandemia se han detectado en Argentina 4.702.657 casos, de los cuales 276.004 se consideran activos. La ocupación de camas de UCI a nivel nacional es del 62,2% y del 60,1 en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

El Gobierno de Fernández también se ha visto envuelto en una serie de escándalos en torno a la compra de vacunas, habiendo incluso rechazado donaciones internacionales por tecnicismos legales que afectaron especialmente a Pfizer y Moderna, problema que, aparentemente, ha sido resuelto en los últimos días desde la teoría, y se han abierto las puertas a la llegada efectiva de los fármacos en los próximos meses.

Sin embargo, la campaña de vacunación de Argentina está progresando, con 20,934,210 personas que recibieron su primera dosis y 5,142,383 personas que recibieron ambas inyecciones de Sputnik-V, Sinopharm o AstraZeneca.

Pero como para asestar otro golpe a la cada vez menor tasa de aprobación del presidente, la Primera Dama Fabiola Yáñez celebró este miércoles su cumpleaños 40 publicando una foto de ella misma en las redes sociales que realzó el contraste entre la vida para la mayoría de los argentinos y el mundo paralelo en el que los políticos y sus familias parecen vivir.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, había pronosticado una tasa de inflación anual del 29%, pero ya se estima en alrededor del 50%. En el primer trimestre de 2021 había 1,97 millones de desempleados y 2,52 millones de subempleados.

En este escenario, el Gobierno se encamina a las elecciones de mitad de mandato a finales de este año.