MercoPress, in English

Miércoles, 25 de mayo de 2022 - 12:25 UTC

 

 

Francia y Grecia exigen que todos los trabajadores de la salud sean vacunados

Martes, 13 de julio de 2021 - 09:20 UTC
“La vacunación es una” cuestión de responsabilidad individual”, dijo Macron “La vacunación es una” cuestión de responsabilidad individual”, dijo Macron

Los gobiernos de Francia y Grecia decretaron este lunes la vacunación obligatoria contra el covid-19 para todos los trabajadores de la salud, mientras que se requerirá un pase verde para la vida cotidiana.

“Tendrán hasta el 15 de septiembre para vacunarse”, de lo contrario se impondrán sanciones, dijo el presidente francés Emmanuel Macron durante un discurso por radio y TV. También anunció que a partir de la próxima semana se requerirá pasaporte sanitario para ingresar a restaurantes, bares, teatros y cines. “Cuanto más vacunamos, menos espacio dejamos para que se propague el virus”, añadió. En Francia, a partir de este martes, la vacunación estará abierta para personas de 15 a 17 años con Pfizer.

El primer ministro griego, Kyriakos Mitsotaki, anunció que su país se adherirá a la medida adoptada por Francia y que todas las personas que trabajen en residencias de ancianos deberán ser vacunadas antes del 16 de agosto. De lo contrario, no podrán continuar en su puesto de trabajo.

Además, indicó que para todo el personal médico, independientemente de que trabaje en instalaciones públicas o privadas, la vacunación será obligatoria a partir del 1 de septiembre. En Grecia, 4,3 millones de personas recibieron las dos dosis de la vacuna, de una población de 10,7 millones de habitantes. A partir de este viernes y hasta finales de agosto solo podrán ingresar a bares, cines y teatros, y todos los lugares de esparcimiento las personas vacunadas.

Macron organizó una reunión de seguridad antivirus de alto nivel el lunes por la mañana, después de lo cual hizo los anuncios y explicó que la variante Delta de Covid-19 estaba aumentando en el país. Las nuevas medidas de Macron rigen en Francia y en los territorios de ultramar del país.

El presidente instó a todos los ciudadanos franceses a vacunarse. “Si no actuamos hoy, el número de casos seguirá aumentando”, dijo. Admitió que el gobierno se estaba esforzando por lograr una tasa de vacunación del 100 por ciento en todo el país.

La vacunación será obligatoria para todos los trabajadores de la salud. Macron instó a que se vacunen antes del 15 de septiembre, después de lo cual podrían enfrentar posibles sanciones o multas. La vacunación es “un asunto de responsabilidad individual [...] pero también un asunto de nuestra libertad”, agregó el presidente.

El ministro de salud de Francia, Olivier Véran, dijo que los trabajadores de salud no vacunados no recibirán un salario ni podrán trabajar después del 15 de septiembre. Anunció que una campaña de vacunación para los estudiantes de secundaria, y primaria comenzará cuando la escuela comience nuevamente en septiembre.

Entre otras medidas, se restablecerá el toque de queda en los territorios franceses de Martinica y la Isla de la Reunión.

Asimismo, las pruebas de PCR ya no serán gratuitas a menos que se obtengan con receta médica, para aumentar las tasas de vacunación al alentar a las personas a que se vacunen en lugar de simplemente repetir las pruebas de Covid-19.

“Este verano será un verano de recuperación económica”, afirmó Macrón, y agregó que el “pasaporte de salud”, un código QR o certificado que demuestre que el titular tiene una prueba de Covid-19 negativa, está completamente vacunado o se recuperó recientemente de covid-19 se exigirá en diferentes establecimientos de Francia a partir de agosto, incluidos bares, restaurantes, cafeterías y centros comerciales.

Poco después del discurso del presidente, el portal de salud en línea de Francia, Doctolib.fr, colapsó debido a que demasiadas personas intentaban reservar turnos de vacunación.

La tasa de vacunación se ha ralentizado en el país: Francia ha pasado de una media de más de 400.000 inyecciones diarias a finales de mayo a unas 165.000 inyecciones diarias en la actualidad. Alrededor del 40 por ciento de la población ha recibido dos dosis de la vacuna Covid-19, mientras que el 53,1 por ciento ha recibido una dosis.

Mientras que Francia y otros países europeos están endureciendo las restricciones para frenar un mayor aumento de casos, el Reino Unido sigue adelante con los planes para el “Día de la Libertad” el 19 de julio, cuando se levantarán la mayoría de las restricciones relacionadas con la pandemia.