MercoPress, in English

Martes, 19 de octubre de 2021 - 05:55 UTC

 

 

Presidente haitiano Moïse asesinado a tiros por “extranjeros que hablaban español e inglés”

Miércoles, 7 de julio de 2021 - 19:40 UTC
Moïse había sido acusado de intentar instalar una dictadura Moïse había sido acusado de intentar instalar una dictadura

Hombres armados no identificados mataron a tiros en la madrugada de este miércoles al presidente haitiano Jovenel Moïse en su residencia privada en Puerto Príncipe, dijo el primer ministro interino Claude Joseph. El mandatario tenía 53 años.

Joseph describió el ataque como un “acto inhumano y bárbaro” y explicó que los agresores eran “extranjeros que hablaban inglés y español”.

La primera dama Martine Moïse sobrevivió a los disparos pero debió ser hospitalizada por sus heridas. “Está estable pero en estado crítico”, dijo el embajador de Haití en Estados Unidos, Bocchit Edmond. “Se están haciendo esfuerzos ahora para llevarla a Miami para que sea tratada”, agregó.

“La situación de seguridad del país está bajo el control de la Policía Nacional de Haití y las Fuerzas Armadas de Haití”, dijo Joseph en un comunicado. “La democracia y la república ganarán”.

Haití, el país más pobre de las Américas, ya se encontraba en una situación política precaria y había crecido el descontento con Moïse, quien gobernó por decreto durante más de dos años después de que el país no pudiera celebrar elecciones y la oposición exigiera su renuncia en los últimos meses.

En las primeras horas del miércoles, las calles de Puerto Príncipe estaban vacías, pero algunos negocios fueron saqueados. Tras el ataque, se escucharon disparos en toda la capital.

Joseph dijo que la policía ha sido desplegada en el Palacio Nacional y en la zona residencial de clase alta de Pétionville y también a otras áreas.

República Dominicana anunció el cierre de la frontera que comparte con Haití en la isla Hispaniola.

Los problemas económicos, políticos y sociales de Haití se han profundizado recientemente, con la violencia de las pandillas aumentando fuertemente en la capital del país, la inflación en crecimiento espiralado y una creciente escasez de alimentos y combustible en un país donde el 60% de la población gana menos de 2 dólares al día.

Haití todavía intenta recuperarse del devastador terremoto de 2010, como así también de las secuelas del huracán Matthew de 2016.

Moïse se había enfrentado a feroces protestas desde que asumió la presidencia en 2017, y la oposición lo acusó este año de querer instalar una dictadura extender su mandato y volverse más autoritario.

Además de las elecciones presidenciales, legislativas y locales, Haití debía tener un referéndum constitucional en septiembre después de que se pospusiera dos veces debido a la pandemia de coronavirus.