MercoPress, in English

Jueves, 24 de junio de 2021 - 21:34 UTC

 

 

Gobierno argentino allanará casa por casa en busca de no vacunados con ambas dosis

Lunes, 7 de junio de 2021 - 09:15 UTC
Una segunda brigada contará con profesionales de la salud para persuadir a los que desconfían de la vacuna Una segunda brigada contará con profesionales de la salud para persuadir a los que desconfían de la vacuna

El gobierno argentino del presidente Alberto Fernández ordenó una caza de brujas para buscar a los no vacunados, según informó el diario La Nación. El periódico señaló el Gobierno ha dado instrucciones a las administraciones provinciales para que inicien un escrutinio “casa por casa” para quienes no se inscribieron para vacunarse.

Algunas cifras no cuadran. “Hasta el momento el 82,6% de los mayores de 60 años han sido vacunados con una sola dosis en el país. El porcentaje faltante se debe, no tanto a falta de dosis o retraso en las aplicaciones, sino a personas que no se inscribieron a la inoculación”, informó La Nación.

La administración de Fernández habría ordenado que se busque a quienes no se inscribieron para recibir su dosis, ya sea por desconfianza en la vacuna o por desconocimiento del sistema de registro.

Esta orden -según La Nación- fue emitida durante la última reunión del Consejo Federal de Salud (Cofesa), que engloba a las autoridades sanitarias nacionales y provinciales.

El Gobierno exigió que los distritos sensibilicen y salgan a buscar a los no vacunados con el proceso de registro en la mano.

El pedido se puso sobre la mesa en los últimos días, luego de que la Casa Rosada superara los problemas de abastecimiento y garantizara la buena llegada de las vacunas, según el diario.

El matutino también informó que el 78% de los mayores de 80 años han recibido una dosis, cuando ese grupo, uno de los primeros en acceder a las vacunas, ya debería estar completamente inmunizado. Entre los de 70 a 79 años, el 86,6% ha recibido la primera inyección. Y del grupo entre 60 y 69 años, el 83,3% recibió al menos una dosis. Pero en el caso de la segunda dosis, los números bajan considerablemente, hasta el 24%.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, habría instruido a los alcaldes locales al respecto, según La Nación. Solo en la capital provincial de La Plata había unas 200.000 personas mayores de 60 años sin registrarse.

“Axel les ha estado pidiendo esto a los alcaldes durante un mes. Con la llegada de las vacunas que estamos viendo, las inscritas están cubiertas y hay que intentar sumar las que por alguna razón no se inscribieron”, dijo a La Nación una presunta fuente cercana a Kiciloff.

Se dice que el ministro de Salud provincial Daniel Gollan instruyó a los alcaldes una vez más al respecto, pero algunos no tomaron ninguna medida hasta que las vacunas no estén efectivamente en sus manos, dijo La Nación. Sin embargo, algunos distritos en las afueras de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), por otro lado, han de encarar visitas casa por casa a partir de esta semana.

Según los informes, los escuadrones de búsqueda llevarán a cabo un barrido “tipo censo” de casa en casa en busca de los “interesados” en obtener la segunda dosis, pero también se habla de una segunda brigada que contará con profesionales de la salud para persuadir a los que desconfían de la vacuna, dijo La Nación.

Kicillof ya ha permitido la “vacunación libre” para mayores de 70 años, lo que significa que pueden acercarse a cualquier centro de salud sin cita previa para recibir sus dosis.