MercoPress, in English

Martes, 6 de diciembre de 2022 - 03:38 UTC

 

 

Colombia: manifestantes vuelven a las calles

Jueves, 27 de mayo de 2021 - 08:43 UTC
Los bloqueos de carreteras están más allá de lo razonable, dijo Archila. Los bloqueos de carreteras están más allá de lo razonable, dijo Archila.

Los manifestantes se presentaron una vez más el miércoles en las calles de la mayoría de las ciudades colombianas para protestar contra el gobierno del presidente Iván Duque.

Sus demandas se centraron, como de costumbre, en el desmantelamiento del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), el brazo de élite detrás de los casos recientes de abusos y asesinatos ilegales. También entre las demandas estuvo la renuncia del ministro de Defensa, Diego Molano, quien ha sido señalado como el responsable político de los hechos cometidos por el Esmad.

En otros escenarios de protesta, los campesinos reclaman el derecho a la tierra, la aplicación de una reforma agraria y el cese de la fumigación con glifosato, mientras que los pueblos indígenas piden respeto a sus culturas y el fin de la estigmatización, entre muchos otros reclamos. Por su parte, exguerrilleros de las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) exigen la implementación integral del Acuerdo de Paz y denuncian los asesinatos de excombatientes.

El Comité Nacional de Huelga (CNP) aún espera la firma del preacuerdo de garantías para las protestas, mientras el gobierno de Duque nombró a Emilio Archila como su nuevo jefe negociador tras la renuncia de Miguel Ceballos.

El Comité sigue exigiendo plenos derechos de protesta como resultado de la reciente represión policial que ha dejado más de 40 muertos, alrededor de 200 heridos y varios desaparecidos.

La violencia nunca se ha detenido desde el comienzo de los levantamientos. La noche del martes, el Palacio de Justicia del municipio de Tuluá fue incendiado y una persona murió en el incidente.

Archila, actual asesor presidencial para la Estabilización y Consolidación del acuerdo de paz con las ex FARC, se convirtió este miércoles en el nuevo vocero y líder de la negociación del gobierno. “Una voz para todas las personas que se han visto afectadas de muchas formas, tanto en su vida como en su propiedad”, dijo Archila, quien advirtió que el gobierno está trabajando para validar el documento de preacuerdo establecido con el CNP.

El nuevo portavoz del gobierno se mostró optimista sobre el avance hacia la negociación final con los manifestantes, pero exigió en un tono menos aireado que su antecesor el fin de los bloqueos. ”La preocupación del gobierno por los bloqueos (de carreteras) y nuestra absoluta convicción de que esos bloqueos deben terminar. Las consecuencias que están teniendo no tiene nada que ver con la protesta, están más allá de lo razonable”, dijo.

Desde el 28 de abril, Colombia ha estado en el ojo público por la creciente denuncia de violaciones de derechos humanos por parte de la fuerza pública en el marco del paro nacional. En este contexto, organizaciones de derechos humanos y no gubernamentales como la ONG Temblores registran alrededor de 60 muertos en las protestas, cientos de heridos y desaparecidos, unas 40 personas con heridas en los ojos, entre otros abusos, a manos de la fuerza pública.

 

Categorías: Política, América Latina.