MercoPress, in English

Jueves, 25 de julio de 2024 - 19:26 UTC

 

 

Paseo en moto de Bolsonaro por Rio lleno de infracciones y una señal de alerta

Lunes, 24 de mayo de 2021 - 09:55 UTC
Las cosas cruzaron una línea cuando los manifestantes pidieron una intervención militar a favor de Bolsonaro y la destitución de los ministros del Tribunal Supremo Federal (STF). Las cosas cruzaron una línea cuando los manifestantes pidieron una intervención militar a favor de Bolsonaro y la destitución de los ministros del Tribunal Supremo Federal (STF).

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dio un paseo en motocicleta por Río de Janeiro el domingo, donde fue escoltado por miles de fanáticos motoqueros de todo el país que aprovecharon la oportunidad para tomarse selfies.

Sin embargo, la demostración pacífica de apoyo al líder político fue una sucesión de visibles infracciones de tránsito, otras en contra de restricciones sanitarias anticovidias y otras que los medios de comunicación fueron particularmente rápidos en señalar, aunque sí hubo una señal alarmante.

El séquito de Bolsonaro incluyó al general Eduardo Pazuello, exministro de salud del actual gobierno que estuvo bajo fuertes críticas la semana pasada por la investigación de la Comisión Parlamentaria sobre el manejo de la pandemia por parte del Presidente. Los críticos señalaron sin vacilar que Pazuello sigue siendo un miembro activo del Ejército y, como tal, no se le permite participar en manifestaciones políticas.

Casi ninguno de los motociclistas -incluido el presidente- llevaba las máscarillas que son obligatorias según la ley estatal. Otras infracciones incluyen el uso incorrecto de cascos, placas de motocicletas ocultas, no usar el cinturón de seguridad, cuerpos fuera de los automóviles, manifestación militar activa y solicitud de intervención militar.

Además, las grandes concentraciones están prohibidas hasta el 31 de mayo según el decreto municipal 48.893 / 2021, que establece reglas para la permanencia de personas en áreas públicas y son sancionadas con multas, aunque no se ha confirmado si se impuso alguna.

El decreto municipal 48.893 / 2021 - sobre la permanencia de personas en las áreas públicas - también menciona el artículo 268 del Código Penal brasileño, que prevé la violación de las medidas preventivas de salud, con detención de un mes a un año, además de una multa, para quienes “violen una orden gubernamental, diseñada para prevenir la introducción o propagación de una enfermedad contagiosa”.

Sin embargo, Davi Tangerino, un especialista en Derecho Penal citado por G1, advirtió que si se toma alguna medida contra Bolsonaro o sus simpatizantes podría resultar contraproducente: “Podría ser la trampa perfecta para que, si la gente sale a las calles a protestar contra Bolsonaro, se intente criminalizarlos con la infracción sanitaria”.

Analistas meticulosos también han señalado que el casco que usaba Bolsonaro no cumplía con las reglamentaciones. Bolsonaro también viajó en un automóvil sin cinturón de seguridad y con partes de su cuerpo fuera del vehículo, aunque no se recuerda que al Papa Francisco se le hayan aplicado multas por faltas similares.

El general Pazuello tomó el micrófono y se dirigió a la multitud, lo que se considera una falta si proviene de un oficial militar en actividad sin la debida autorización. Los analistas militares creen que Pazuello no cumplió con las regulaciones del Ejército.

Pero más allá de cualquier especulación, las cosas cruzaron una línea cuando los manifestantes pidieron una intervención militar a favor de Bolsonaro y la destitución de los ministros del Tribunal Supremo Federal (STF).

Categorías: Política, Brasil.