MercoPress, in English

Jueves, 26 de mayo de 2022 - 04:14 UTC

 

 

El candidato laborista Sadiq Khan reelegido como alcalde de Londres, dicen algunos que con la mirada puesta en Downing St.

Domingo, 9 de mayo de 2021 - 10:16 UTC
Sadiq Khan, el primer alcalde musulmán de Londres, ha predicho que Gran Bretaña pronto tendrá un primer ministro musulmán, pero no será él. Sadiq Khan, el primer alcalde musulmán de Londres, ha predicho que Gran Bretaña pronto tendrá un primer ministro musulmán, pero no será él.

Sadiq Khan, hijo de un conductor de autobús paquistaní y el primer alcalde musulmán de Londres desde que fue su triunfo electoral en 2016, fue elegido para otro mandato al derrotar al rival conservador Shaun Bailey, se anunció el sábado después de que se completara el recuento de votos.

El candidato del Partido Laborista de 50 años es un ex abogado de derechos humanos y un crítico acérrimo del Brexit. En su discurso de victoria el sábado, Khan se describió a sí mismo como “un londinense de pies a cabeza”, que “creció en una propiedad municipal, un chico de clase trabajadora, un hijo de inmigrantes, pero ahora soy el alcalde de Londres”.

Khan ha dicho que su prioridad para un segundo mandato serán “empleos, empleos, empleos”, ya que pretende mantener a Londres en su posición privilegiada como una de las principales ciudades del mundo mientras aborda la crisis y las consecuencias del Brexit, que podrían amenazar al pujante sector financiero de la capital. 

Respecto a las posibilidades que le brinda su actual trabajo -como lo hizo con Boris Johnson- como trampolín hacia Downing Street, Khan ha pronosticado que Gran Bretaña tendrá un primer ministro musulmán “en un futuro no muy lejano”, pero insiste en que no será él. “Mientras los londinenses sigan confiando en mí para ser su alcalde, actualmente estoy en este trabajo”, dijo.

Khan ha ganado notoriedad por sus disputas con su predecesor y actual premier Boris Johnson y también con el ex presidente de Estados Unidos Donald Trump, con quien mantuvo una extraordinaria guerra de palabras, después de que Khan criticara la prohibición de viaje firmada por Trump sobre personas de ciertos países musulmanes.

En una serie de ataques extraños, Trump acusó a Khan de hacer un “muy mal trabajo en materia de terrorismo” y lo llamó “un perdedor frío como una piedra” y una “vergüenza nacional”. El alcalde, en respuesta, permitió que humillante inflable de Trump vestido como un bebé con un pañal ondeara frente al Parlamento durante su visita a Gran Bretaña en 2018.

“Una vez me llamó un frío perdedor. Sólo uno de nosotros es un perdedor, y no soy yo”, dijo un Khan típicamente combativo a los medios de comunicación el jueves durante la votación.

Nacido en Londres en 1970 de padres recién llegados de Pakistán, Khan fue el quinto hijo de siete hermanos y una hermana. Creció en una vivienda pública en Tooting, una zona residencial étnicamente mixta en el sur de Londres, y durmió en una litera hasta los 24 años.

Su origen modesto funciona bien en una ciudad que se enorgullece de su diversidad. Khan todavía recuerda con regularidad cómo su padre conducía uno de los famosos autobuses rojos de Londres, y su madre era costurera. Uno de sus hermanos es mecánico de motores. El propio alcalde es un hábil boxeador que ha aprendido el deporte para defenderse en las calles de quienes le insultaron con racismo, y dos de sus hermanos son entrenadores de de ese deporte. También corrió el Maratón de Londres en 2014.

En la escuela, quería estudiar ciencias y convertirse en dentista. Pero un maestro descubrió su don para el combate verbal y lo dirigió hacia el Derecho. Se licenció en abogacía en la Universidad del Norte de Londres y ejerció en el bufete de Christian Fisher, donde finalmente se convirtió en socio. Se especializó en derechos humanos y pasó tres años en campañas de libertades civiles.

Representó a Louis Farrakhan, líder del movimiento Nación del Islam, y a Babar Ahmad, un conocido de la mezquita que fue encarcelado en los Estados Unidos después de admitir haber brindado apoyo al régimen talibán en Afganistán.

Khan se unió al Partido Laborista a los 15 años cuando la primera ministra conservadora Margaret Thatcher estaba en su apogeo. Luego fue concejal local de Tooting en el distrito local de Wandsworth, dominado por los conservadores, en 1994, y miembro del parlamento en 2005. Todavía vive en la zona con su esposa, la abogada Saadiya, y sus dos hijas adolescentes.

El entonces primer ministro Gordon Brown lo nombró ministro de comunidades en 2008 y luego se desempeñó como ministro de Transporte, convirtiéndose en el primer ministro musulmán en asistir a las reuniones del gabinete.

Como alcalde, prometió centrarse en proporcionar viviendas asequibles para los londinenses y congelar las tarifas de transporte, pero, como muchos en el poder en todo el mundo, vio su agenda envuelta por la pandemia.

 

Categorías: Política, Internacional.