MercoPress, in English

Viernes, 14 de mayo de 2021 - 04:41 UTC

 

 

Laboratorio argentino busca fabricar localmente la vacuna Sputnik V

Jueves, 15 de abril de 2021 - 09:30 UTC
El objetivo de la empresa era la construcción y operación de la planta de biotecnología para producir localmente vacunas, incluida la Sputnik V El objetivo de la empresa era la construcción y operación de la planta de biotecnología para producir localmente vacunas, incluida la Sputnik V
“Producir nuestras vacunas localmente, fortalece nuestra autonomía de reacción contra el virus”, dijo Figueiras de Richmond. “Producir nuestras vacunas localmente, fortalece nuestra autonomía de reacción contra el virus”, dijo Figueiras de Richmond.

La firma argentina Laboratorios Richmond lanzó este miércoles el Fideicomiso Financiero “Proyecto V.I.D.A. (Proyecto e Inmunización para el Desarrollo Argentino) ”, para buscar financiamiento para el desarrollo de la planta donde se fabricará localmente la vacuna Sputnik V de diseño ruso.

El gerente general de Richmond, Marcelo Figueiras, anunció que el objetivo de la empresa era la construcción y operación de la planta de biotecnología para producir localmente vacunas, incluida la Sputnik V.

Con un valor nominal de hasta 70 millones de dólares y con la participación del Banco de Valores (BV) como fiduciario, el desarrollo también permitirá la producción local de otro tipo de terapias biotecnológicas.

“El proyecto de producción local de vacunas para paliar este tipo de pandemias y sus eventuales mutaciones es, sin duda, la forma más eficiente, eficaz y sostenible, ya que fortalece nuestra autonomía de reacción frente al virus”, dijo Figueiras.

Juan Ignacio Nápoli, CEO de BV, afirmó que “siendo el principal fideicomisario en Argentina, nos enorgullece ser parte de este proyecto, ya que en un momento en que prevalece el desánimo y la preocupación, para poder contribuir a la esperanza de que los argentinos puedan preservar su salud en el en medio de la pandemia es un privilegio”.

Este anuncio se realizó como consecuencia de un memorando de entendimiento firmado en Moscú en febrero entre Richmond y el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), para producir la vacuna Sputnik V en el país.

A partir de 2017, Laboratorios Richmond salió a la bolsa y, a partir de ese momento, inició un plan de expansión que continuó a pesar de la pandemia, por lo que este año logró incrementar su plantilla en un 10%.

La empresa, que tiene filiales en Colombia, Chile y Paraguay y apunta a llegar a México y Brasil en breve.