MercoPress, in English

Sábado, 10 de abril de 2021 - 12:38 UTC

 

 

Canal de TV chileno cambia de manos entre propietarios estadounidenses

Martes, 6 de abril de 2021 - 10:08 UTC
“América Latina es uno de los mercados de más rápido crecimiento en el mundo”, dijo el director ejecutivo de Viacom. “América Latina es uno de los mercados de más rápido crecimiento en el mundo”, dijo el director ejecutivo de Viacom.

A la espera de la aprobación gubernamental, el gigante estadounidense ViacomCBS está expandiendo su esquema de inversión latinoamericano con la compra de Chilevisión, se anunció el lunes.

Según un comunicado de Viacom, el consorcio llegó a un acuerdo el lunes con los propietarios de Chilevisión, Warner Media, firma también estadounidense propiedad de AT&T Inc, para la compra de todos los activos de la emisora sudamericana.

Chilevisión incluye deportes, entretenimiento, noticias y una sólida capacidad de producción, atributos que en combinación con una gestión estratégica de ventanas de contenido a través de servicios gratuitos y pagos, servirán como valiosos vehículos de marketing para las plataformas de streaming de Viacom, indicó la empresa adquirente.

Aunque la transacción se considera un trato cerrado, resta ser aprobado por los organismos reguladores locales y por la Fiscalía Nacional Económica.

Según datos no oficiales, el acuerdo se formalizó por una suma entre 14 y 20 millones de dólares estadounidenses.

ViacomCBS ya posee los servicios de streaming Paramount + y Pluto TV, así como del canal argentino Televisión Federal SA (Telefe).

Las plataformas de transmisión, que florecieron durante la pandemia de covid-19, están invirtiendo cada vez más en contenido para atraer y retener a sus suscriptores en medio de una intensa competencia.

“América Latina es uno de los mercados de más rápido crecimiento en el mundo y Chilevision será un impulsor clave de nuestra estrategia de transmisión acelerada en la región”, dijo Raffaele Annecchino, CEO de ViacomCBS Networks International.

En 2010, WarnerMedia, entonces conocida como Time Warner Inc, adquirió Chilevisión al actual presidente chileno Sebastián Piñera, por unos 150 millones de dólares.