MercoPress, in English

Jueves, 22 de abril de 2021 - 11:31 UTC

 

 

Brasil nombra nuevos jefes para las tres fuerzas armadas

Viernes, 2 de abril de 2021 - 10:48 UTC
Braga Netto pidió unidad en la lucha contra la pandemia. Braga Netto pidió unidad en la lucha contra la pandemia.

El Ministerio de Defensa de Brasil nombró el miércoles a última hora a los nuevos jefes de estado mayor de sus tres fuerzas armadas, tras la decisión de sus predecesores de presentar sus renuncias en apoyo del depuesto ministro de Defensa Fernando Azevedo e Silva, quien ha sido reemplazado por Walter Braga Netto en una resonante recomposición de gabinete encarada por el presidente Jair Bolsonaro la última semana.

Paulo Sergio Nogueira de Oliveira se hará cargo del Ejército, Almir Garnier estará al frente de la Armada y Baptista Júnior está a partir de ahora al mando de la Fuerza Aérea, anunció Braga Netto y subrayó que las Fuerzas Armadas se mantendrán fieles a su misión constitucional.

Los tres nuevos jefes son altos oficiales militares y su elección alivió los temores entre algunos analistas que temían que Bolsonaro pudiera prefeeriri reemplazos más jóvenes para politizar las fuerzas armadas.

El nombramiento se produjo dentro de la conmemoración del golpe de estado de 1964 que condujo a 21 años de dictadura militar. Braga Netto había emitido un comunicado el martes en el que describía los hechos del 31 de marzo de 1964 como un “movimiento” más que como un golpe.

Los cambios abruptos en las Fuerzas Armadas se consideran un cambio radical en las relaciones entre el ultraderechista Bolsonaro, un capitán del Ejército retirado que ha llenado su gobierno de personal militar, y los oficiales de carrera que lideran las Fuerzas Armadas. Fue la primera vez que los tres jefes dimitieron simultáneamente.

Legisladores de la oposición han presentado solicitudes ante el Congreso para el juicio político de Bolsonaro por su manejo de la pandemia de coronavirus. Según informes de medios locales, a Bolsonaro le había molestado una reciente entrevista que concedió Azevedo e Silva en la que el entonces ministro advirtió sobre una tercera ola del covid-19 y, contrariamente a la política de la administración, defendió las medidas de distanciamiento social.

Braga Netto llamó a la unidad en la lucha contra la pandemia, que ha matado a más de 317.000 brasileños e infectado a unas 12,6 millones de personas en el gigante sudamericano en los últimos 13 meses. “El mejor activo de una nación es la garantía de democracia y libertad para su pueblo. Los militares no fallaron en el pasado y nunca fallarán ya que el país los necesita ”, dijo el general, quien celebró el 57 aniversario - celebrado el miércoles - del golpe de Estado que instaló una dictadura militar que gobernó Brasil entre 1964 y 1985.

Categorías: Política, Brasil.