MercoPress, in English

Sábado, 10 de abril de 2021 - 12:06 UTC

 

 

Canciller de Paraguay implora ayuda de EEUU y Taiwán con las vacunas covid-19

Miércoles, 31 de marzo de 2021 - 09:00 UTC
“¿De qué sirve la fraternidad si ahora no nos dan una respuesta?”, Se preguntó Acevedo. “¿De qué sirve la fraternidad si ahora no nos dan una respuesta?”, Se preguntó Acevedo.

El ministro de Relaciones Exteriores de Paraguay, Euclides Acevedo, pidió el martes al mundo, en particular a Taiwán y Estados Unidos, vacunas contra el covid-19 para frenar la propagación de la enfermedad que ha matado a más de 4.000 personas en el país hasta ahora.

“Quiero decirles a nuestros aliados que tienen que respondernos”, dijo Acevedo. “¿De qué sirve la fraternidad si ahora no nos dan una respuesta? Tanto Estados Unidos como Taiwán tienen que responder”, agregó.

El máximo diplomático del país explicó que “ya hemos perdido mucho tiempo”, mientras aumenta la presión contra la administración del presidente Mario Abdo Benítez por la forma en que se ha abordado la crisis de la covid-19.

“Estoy absorto en el tema de las vacunas, estoy durmiendo con una ampolla en la oreja (...) se han hecho todos los esfuerzos, ya he hablado con el canciller ruso, el de los Emiratos Árabes, el de Catar“, dijo Acevedo.

El domingo pasado Paraguay registró 60 decesos y 2.058 nuevos casos, mientras que el número total de muertes ascendió a 4.003 y el número de infectados se elevó a 280.655. En el primer trimestre de 2021, Paraguay registró ya el 90% de los casos totales de muertes y contagios ocurridos en todo el año 2020.

La vacunación comenzó a fines de febrero, después de recibir 4.000 dosis del Sputinik V de fabricación rusa, mientras que el primer envío del Programa Covax, originalmente programado para marzo, sigue pendiente de arribo.

En tanto, el ministro de Salud, Julio Borba, lanzó un nuevo llamamiento a la población a la que pidió ”más sacrificio“ para reducir las infecciones.

“Nuestros servicios están actualmente 100% saturados”, dijo Borba en rueda de prensa. “Pedimos a la gente un sacrificio más en los próximos días, al menos hasta el 5 de abril, para poder reducir el número de casos positivos que tenemos a diario ”, prosiguió.

Borba garantizó que este esfuerzo traerá un pronto regreso a la vida normal y reconoció que ”lo que pudimos crecer (en los hospitales) ya lo hicimos y seguiremos creciendo mientras tengamos los recursos humanos disponibles“, pero dijo que una evaluación adecuada del resultado de las estrictas medidas de confinamiento impuestas recientemente deberá esperar unos días más.

“Solo el viernes o sábado podríamos comenzar a evaluar la cantidad de casos que estamos teniendo”, dijo Borba al reconocer un aumento significativo de casos positivos a una tasa de 2.000 nuevas detecciones diarias.

En cuanto a la posibilidad de extender las restricciones, se mostró cauteloso y mencionó que dependerá de los resultados de la evaluación. ”En principio, no me gustaría adelantarme, pero todavía no estamos pensando en otro tipo de medidas“, dijo.

Explicó que para ampliar las capacidades hospitalarias y de UCI se necesitaba más personal capacitado, el cual era muy escaso ya que otros países de la región atraviesan situaciones similares.

“Se han contratado más de 11.000 personas, todos los hospitales se han beneficiado del recurso humano, estamos contratando y seguiremos contratando el mayor tiempo posible”, dijo.

Borba también tenía esperanzas en la pronta llegada de un lote de vacunas Moderna, parte del cual sería una donación del Gobierno de Qatar y el resto sería una compra directa de parte del Gobierno.

“Tenemos los 2 millones [de dosis] de AztraZeneca, en conversaciones con fabricantes estadounidenses, y bueno, tenemos las que aún no estamos recibiendo a través del mecanismo Covax”, agregó Borba.

Según Borba, la producción mundial de vacunas supera las necesidades mundiales. También se apresuró a subrayar que las dosis que compran los países vecinos no son suficientes para su población en riesgo. “Argentina adquirió 1.200.000 vacunas Sputnik V y 200.000 a través de Covax. Recordemos que necesitan alrededor de 46 millones de dosis”, explicó.

El funcionario de salud, alaso, explicó que las unidades de la Fuerza Aérea estaban involucradas en la logística de volar en midazolam y atracurio desde países vecinos. El consumo de esos medicamentos aumentó ”10 veces”, enfatizó.