MercoPress, in English

Sábado, 4 de diciembre de 2021 - 00:50 UTC

 

 

Argentina suspende tráfico aéreo de pasajeros con Brasil, Chile y México

Viernes, 26 de marzo de 2021 - 07:39 UTC
La decisión del jefe de gabinete, Santiago Cafiero, tiene como objetivo prevenir o minimizar los efectos de una segunda ola de coronavirus. La decisión del jefe de gabinete, Santiago Cafiero, tiene como objetivo prevenir o minimizar los efectos de una segunda ola de coronavirus.

A partir del próximo sábado, no se permitirán vuelos de pasajeros a Argentina desde Brasil, Chile y México, en un intento por frenar la propagación de la pandemia de coronavirus, particularmente de la cepa Amazónica o P1, así como la variante británica, que también está causando estragos en el sistema nacional de salud.

La decisión administrativa firmada por el Jefe de Gabinete Santiago Cafiero refuerza las restricciones vigentes desde el 13 de marzo. Bajo la nueva medida, los argentinos que regresen del exterior deberán pagar las pruebas de PCR y la cuarentena deberá ser observada en un lugar a ser elegido por las autoridades. En ningún caso se permitirá la entrada al país de extranjeros por motivos de ocio.

Los vuelos ya estaban prohibidos desde y hacia Gran Bretaña e Irlanda del Norte por temor a una segunda ola de coronavirus. La administración del presidente Alberto Fernández tomó estas medidas “considerando la rápida evolución de las condiciones epidemiológicas”, con diversas variantes de Covid-19 en circulación que Argentina busca prevenir mientras avanza con su campaña de vacunación. Hasta el momento se ha llegado a inocular 2,8 millones de personas con una dosis y alrededor de 650.000 con ambas dosis.

Para los argentinos que regresan, además de la prueba de detección de coronavirus antes de embarcar a Argentina, se agregará otra prueba a su arribo al país y una tercera siete días después del reingreso, siempre con cargo al pasajero.

Las fronteras argentinas también permanecerán cerradas al turismo extranjero y “quien no sea argentino y quiera ingresar al país con el propósito de hacer turismo no podrá hacerlo”.

Con estas medidas, el gobierno argentino “recomienda que todos los argentinos y residentes no viajen al exterior”, especialmente aquellos que pertenecen a grupos de riesgo. El Gobierno ha estado tratando en las últimas semanas de disuadir a los argentinos de viajar al exterior durante los feriados de Semana Santa.

Argentina registró 8.238 nuevos casos del coronavirus SARS-CoV-2 este jueves, lo que eleva el número total de casos positivos a 2.278.115, mientras que las muertes ascendieron a 55.092, luego de que se confirmaran 146 muertes en las últimas 24 horas.

Los viajeros que den positivo al ingresar al país deberán realizar otra prueba de secuenciación genómica y, junto con sus contactos cercanos, observar el aislamiento en los lugares indicados por las autoridades nacionales, hasta que se pueda garantizar su traslado seguro a su lugar de residencia, en caso de corresponder. Todo con cargo al pasajero.

En caso de incumplimiento del aislamiento obligatorio, las autoridades deberán presentar una denuncia penal de conformidad con los arts. 205 y 239 del Código Penal (por violación de medidas contra epidemias y desobediencia a la autoridad pública). Los viajeros también deberán indicar dónde habían estado durante la quincena anterior al embarque.